Fue recién el miércoles que Boris Johnson anunció el cierre de las escuelas a partir de este viernes y pidió al parlamento poderes extraordinarios contra el coronavirus en un proyecto de ley de emergencia. (Foto: AFP)
Fue recién el miércoles que Boris Johnson anunció el cierre de las escuelas a partir de este viernes y pidió al parlamento poderes extraordinarios contra el coronavirus en un proyecto de ley de emergencia. (Foto: AFP)
Redacción EC

La mayoría de críticas que ha recibido el Reino Unido por su gestión de la crisis del incluye la frase “lenta respuesta”, dos palabras que usadas juntas causan temor extremo si se considera que el COVID-19 se caracteriza, paradójicamente, por su expansión veloz.

Mientras los principales países de Europa, que ya cuenta con cerca de la mitad de los muertos por el coronavirus en todo el mundo, han cerrado fronteras y han aislado a la población, en el Reino Unido las autoridades continúan demorando en tomar acciones drásticas.

Este jueves el Reino Unido tenía 3.229 casos confirmados y 144 fallecidos por el COVID-19, pero el país aún no realizaba tests sistemáticos, lo que ha preocupado a los expertos en el país. El martes, el principal consejero científico del gobierno consideró “razonable” pensar que unas 55.000 personas ya fueron infectadas. Y el Gobierno británico trabaja con la “estimación” de que el coronavirus puede provocar la muerte de unas 100.000 personas en el Reino Unido, según informó el domingo el diario The Sunday Times.

Tras haber sido criticado dentro y fuera del país por su estrategia laxista ante la crisis, el primer ministro británico, Boris Johnson, corrigió esta semana el rumbo y pidió a todo el país que evite el “contacto social no esencial” a tiempo que se empezaban a dictar medidas.

Fue recién el miércoles que Johnson anunció el cierre de las escuelas a partir de este viernes y pidió al parlamento poderes extraordinarios contra el coronavirus en un proyecto de ley de emergencia. Fue este jueves también que el Reino Unido puso a 20.000 militares en alerta, cerró decenas de estaciones de tren subterráneo en Londres, y la reina Isabel dejó Londres para ir al castillo de Windsor.

Ahora, la sanidad británica busca realizar 25.000 test diarios, objetivo que espera alcanzar en cuatro semanas.

Sin embargo, muchas de las informaciones siguen siendo confusas. Mientras cada vez más países europeos regulan la movilidad, el Gobierno británico se propuso el miércoles acallar los rumores de que se restringirían los desplazamientos para entrar y salir de Londres.

Boris Johnson ha recibido duras críticas. (Foto: Reuters)
Boris Johnson ha recibido duras críticas. (Foto: Reuters)

“No hay ninguna perspectiva de que se impongan restricciones a los viajes de entrada o salida de Londres”, dijo el portavoz del primer ministro Boris Johnson a periodistas.

En cualquier caso, el metro de Londres cerró desde este jueves 40 estaciones y redujo sustancialmente su servicio para contener la propagación del nuevo coronavirus.

“Consejos tardíos”

Las críticas a la lentitud de respuesta del gobierno llegaron desde todos los frentes. El miércoles, el diario británico “The Independent” afirmaba que mientras en toda Europa, los países han ordenado el cierre de bares, restaurantes, cafeterías, escuelas e instituciones culturales, con muchas restricciones impuestas a los viajes innecesarios, “en el Reino Unido, el gobierno adoptó un enfoque suave y solo emitió consejos tardíos para evitar reuniones y viajes, lo que parece haber sido ignorado por muchos. Ha impuesto pocas o ninguna restricción real”.

Por su parte, el diario “The Guardian” publicó una nota llamada “La lamentable respuesta del gobierno del Reino Unido al brote de coronavirus” en la que recoge los comentarios de los lectores que critican el accionar de las autoridades.

“Las acciones del gobierno británico durante la última semana han sido casi imposibles de asimilar. ¿Miles, decenas de miles o cientos de miles de muertes predichas en el Reino Unido? Corea del Sur, China, Japón y Taiwán tienen una población combinada aproximadamente 24 veces mayor que la del Reino Unido, tuvieron menos advertencia y registraron menos de 3.500 muertes entre ellos”, dice uno de los mensajes.

Incluso el primer ministro francés, Edouard Philippe, acusó al Reino Unido de no hacer su parte en la “guerra” contra el virus. “No hace falta decir que si los estados vecinos como el Reino Unido pasan demasiado tiempo evitando estas medidas de contención, entonces tendríamos dificultades para aceptar ciudadanos británicos que se moverían libremente en su propio país y luego vendrían a nuestro país”.

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RELACIONADO

Coronavirus hace temer un desastre sanitario en Venezuela. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR