El ministro de Exteriores del Reino Unido Dominic Raab. (Foto: JUSTIN TALLIS / POOL / AFP).
El ministro de Exteriores del Reino Unido Dominic Raab. (Foto: JUSTIN TALLIS / POOL / AFP).
Agencia EFE

Agencia de noticias

El no descarta un segundo confinamiento en caso de que las nuevas restricciones, que pueden durar seis meses, no consigan contener esta segunda ola de que avanza a gran velocidad en todo el territorio británico.

MIRA: Los casos diarios de coronavirus en Reino Unido se disparan hasta los 6.178, el máximo en cinco meses

El ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, vislumbró este escenario en unas declaraciones a las cadenas del país, después de que el Ejecutivo haya endurecido las medidas anti-COVID, como el cierre de “pubs” y restaurantes a partir de las 10 de la noche en Inglaterra, y un aumento de las multas para quienes no cumplan con las reglas.

Según los datos oficiales divulgados hoy, se han registrado 6.178 contagios en veinticuatro horas, la cifra más elevada desde el pasado 1 de mayo, y 37 muertes, hasta un total de 41.862 decesos desde el inicio de la pandemia.

De acuerdo con los asesores científicos del Gobierno, el número reproductivo R -que indica cuánta gente puede contagiar una persona infectada-, se sitúa en todo el Reino Unido entre 1,1 y 1,4, lo que implica una incremento “exponencial” del virus.

“Siempre hemos dicho que tenemos una serie de medidas para tomar. Creo que no habría que especular sobre qué más podemos hacer. Pero la realidad es que serán más intrusivas o podríamos terminar en un confinamiento nacional. Eso es lo que queremos evitar”, declaró el titular de Exteriores a la cadena Sky News.

CRÍTICAS CONTRA EL GOBIERNO POR LA FALTA DE TESTS

El líder de la oposición laborista, Keir Starmer, utilizó la sesión parlamentaria de hoy para acusar al Gobierno de “perder el control del virus” por la falta de pruebas COVID-19 y puso el ejemplo de escolares con síntomas de la enfermedad que no pueden volver al colegio por no tener acceso a los tests a fin de confirmar si han dado positivo o no al virus.

“Pretender que no es un problema es el problema” de este Gobierno, le dijo Starmer al primer ministro británico, Boris Johnson, en la sesión semanal de control en la Cámara de los Comunes.

Nuevas medidas contra el coronavirus en Reino Unido. (AFP).

En esta sesión de control, Johnson defendió una y otra vez las medidas adoptadas que, según él, permiten “mantener los colegios abiertos y las empresas en marcha” y confió en que el número de tests lleguen a los 500.000 diarios para finales del próximo mes de octubre frente a los aproximadamente 180.000 actuales.

Un sondeo hecho por la firma YouGov señala hoy que el 44 % de los consultados -un total de 3.436 adultos en todo el país- está a favor de las nuevas restricciones, mientras que el 34 % las respalda pero no totalmente, el 9 % las rechaza ligeramente, el 8 % no las aprueba en absoluto, en tanto que el resto no contestó.

Al mismo tiempo, un análisis de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, en inglés) señala que cada vez son más - cerca del 40 %- los británicos que creen que el país no volverá a la normalidad hasta dentro de un año o tal vez más.

EL GOBIERNO PROMETE MÁS AYUDA A LOS TRABAJADORES

El primer ministro prometió hoy en el Parlamento que el Gobierno confía en aplicar otro plan para ayudar a los trabajadores una vez que termine el actual a finales de octubre.

Después del confinamiento nacional dispuesto el pasado marzo, el Gobierno aplicó un mecanismo para mitigar el impacto de la pandemia a través del pago del 80 % de los salarios mensuales de los empleados de las compañías obligadas a cerrar, con un coste para el Estado de 27.400 millones de libras o 29.592 millones de euros.

“Vamos a tener otros planes creativos e imaginativos para mantener en marcha la economía”, recalcó Johnson, ante las presiones del líder laborista sobre la necesidad de proteger los sustentos de vida de millones de británicos en los próximos meses.

ESCOCIA ANTE EL PICO DE CASOS

Escocia ha contabilizado 486 nuevos casos positivos de COVID-19 en las últimas 24 horas, la cifra diaria más alta desde que estalló la pandemia en marzo, según el Gobierno regional.

La ministra principal escocesa, la nacionalista Nicola Sturgeon, señaló que, si bien las cifras son preocupantes, se está realizando un mayor número de tests que a principios del brote, lo que puede explicar en parte el aumento de las infecciones.

“Debemos recordar que ahora se están haciendo pruebas a muchas más personas que durante la primavera. Sin embargo, la cifra de hoy representa el 7,8 % de las personas que se sometieron a pruebas recientemente, lo que es obviamente un motivo real de preocupación, pero también subraya por qué tomamos medidas muy decisivas y duras ayer”, afirmó Sturgeon en su rueda de prensa diaria.

La ministra principal escocesa instó a la ciudadanía a seguir las restricciones anunciadas ayer, martes, que, desde hoy prohíben las reuniones en casas particulares y, a partir de mañana, jueves, obligan a bares y restaurantes a cerrar a las diez de la noche.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

________________________

VIDEO RECOMENDADO

Estados Unidos supera los 200.000 muertos de coronavirus. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR