¿Qué debe pasar para que Mariano Rajoy siga gobernando España?

Madrid. En contra de todas las encuestas, el conservador Partido Popular (PP) logró hoy una victoria indiscutible en , al mejorar en votos y escaños los resultados de hace seis meses, lo que acerca la posibilidad de que el centroderecha se mantenga en el poder.

Los comicios celebrados el domingo eran la repetición de los de diciembre pasado, que se saldaron con un Parlamento muy fragmentado que fue incapaz de pactar la investidura de un presidente del Gobierno.

La estrategia del PP en estos meses, basada en la apelación al voto útil frente a los centristas emergentes de Ciudadanos, y a la moderación frente a la izquierda radical, ha resultado exitosa en un momento de recuperación económica incipiente en España y de grandes incertidumbres en Europa a raíz del "Brexit".

El presidente del Gobierno, , que se mantiene en funciones desde el 20 de diciembre, saboreó una victoria amplia que seguramente no esperaba, aunque el resultado electoral sigue obligándole a pactar.

"Hemos ganado las elecciones, reclamamos el derecho a gobernar", dejó claro Rajoy en su discurso ante millares de simpatizantes que celebraron la victoria frente a la madrileña sede del PP.

"A partir de mañana", prometió, "hablaremos con todo el mundo para defender al cien por cien de los españoles", aseguró el presidente del PP y del Ejecutivo en funciones.

Rajoy ha defendido siempre la vía de una "gran coalición" en España, con los socialistas del PSOE, para salir del actual bloqueo, pero el liderazgo de este partido se ha negado en rotundo, por temor al castigo de su electorado.

Un prácticamente imposible pacto entre el PP y el PSOE significaría el respaldo de 222 diputados para Mariano Rajoy, muy por encima de los 176 que necesita para la investidura.

Y una gran alianza entre el PP, el PSOE y Ciudadanos arrojaría una amplia mayoría de 254 votos para Rajoy.

Si no se dan esas alianza, sería más fácil que Mariano Rajoy sea elegido en una segunda votación, por mayoría simple, pero para eso debería contar con la abstención de otros grupos como el PSOE.

___________

Los grandes perdedores

Los más perjudicados de la noche resultaron ser los que parecen los socios más naturales del PP, los liberales de Ciudadanos (C's), que han perdido 8 de los 40 escaños que obtuvieron en diciembre.

La dos formaciones de centroderecha, PP y C's, suman 169 escaños, a 7 de la mayoría absoluta.

El joven presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que apoyó en marzo la investidura fallida del líder socialista, Pedro Sánchez, emplazó a los dos grandes partidos (PP y PSOE) a sentarse inmediatamente a la mesa para negociar el próximo gobierno, con la única condición de que no se ponga por delante de los intereses del país "ningún sillón".

Las urnas han vuelto mucho más impensable la exigencia de que Rajoy renunciara a ser presidente para facilitar un acuerdo de investidura entre el PP, Ciudadanos, y eventualmente el PSOE.

Una de las grandes profecías de las encuestas, que la coalición izquierdista formada por el partido antiausteridad Podemos e Izquierda Unida (IU) superaría esta noche a los socialistas del PSOE, no se ha cumplido, lo que supone un fracaso especialmente para el líder de Podemos e impulsor de la "confluencia", Pablo Iglesias.

El PSOE, que ha gobernado España veintiún años desde la recuperación de la democracia en 1977, sigue siendo la fuerza dominante de la izquierda, aunque volvió a bajar en votos y escaños, y hoy registró un nuevo mínimo histórico.

Iglesias admitió que los resultados de este 26J "no son satisfactorios" ni cumplen sus expectativas, aunque no quiso calificarlos de fracaso.

Escoltado por buena parte de su ejecutiva y acompañado también por Alberto Garzón (IU), Iglesias mostró su "preocupación" por el aumento del apoyo al "bloque conservador" y consideró que sería "sensato" que las fuerzas progresistas después de esta noche comenzarán a dialogar a partir de los espacios que les unen.

Pero esta vez no quiso aventurar si será posible conformar un gobierno de mayoría de izquierdas.

Por su parte, Sánchez, cuyo liderazgo en el PSOE volverá a ser cuestionado después del nuevo mínimo registrado hoy, culpó a Iglesias de haber permitido al PP aumentar su número de escaños.

"Espero que Iglesias reflexione sobre estos resultados. Tuvo la posibilidad de votar a un gobierno progresista y poner fin al gobierno de Rajoy, pero la intransigencia y el interés personal por encima del interés general ha permitido mejorar los resultados del PP", dijo Sánchez en su comparecencia ante los medios.

Con información de EFE

TAGS RELACIONADOS