El líder del partido Vox, Santiago Abascal, durante un discurso en un mitin electoral en Madrid. (Foto: AFP)
El líder del partido Vox, Santiago Abascal, durante un discurso en un mitin electoral en Madrid. (Foto: AFP)
Redacción EC

Madrid. Ondeando banderas de , varios centenares de seguidores de la formación española de extrema derecha de saludaron este domingo el inicio de una "revolución de la gente normal", aunque sin ocultar la decepción por haber logrado menos votos que los esperados.

Concentrados en la plaza Margaret Thatcher en Madrid, frente a un hotel donde y los otros dirigentes de Vox siguieron el escrutinio de las elecciones legislativas, aplaudieron al grito de "Viva España" el ingreso de la formación por primera vez al Congreso de los Diputados.

► 
► 
► 

Pero a medida que una pantalla gigante mostraba en vivo el avance de los datos oficiales que dejaron a Vox con poco más de un 10% de los votos y 24 diputados de 350 en la Cámara Baja, los asistentes iban mostrando su desilusión.

"Los resultados, en verdad, son una mierda", dijo a la AFP María Bonilla Ortega, una estudiante de filosofía de 22 años, que mantenía los ojos fijos en la gran pantalla.

"Yo esperaba que Vox tuviera muchos más votos, con este resultado Vox no va a tener ningún peso en el Congreso, porque no tiene otros apoyos", indicó la joven, de piercing en la nariz, vestida de negro y con una bandera española amarrada en el cuello a modo de capa.

Las encuestas previas otorgaban a Vox alrededor de 30 escaños e incluso analistas advertían de un desempeño mejor por el voto oculto, de personas que no revelaban a los encuestadores su predilección por esta formación de discurso ultranacionalista, antiinmigración y antifeminista.

Cuando la pantalla mostró que los números podían permitir a los socialistas de Pedro Sánchez formar una coalición para repetir en el poder, se escucharon gritos de "¡Qué asco, macho!" y "¡horror!".

-Bienvenidos a la resistencia-

De todas maneras, el hecho de haber entrado en el Congreso de los diputados entusiasmaba a sus seguidores.

"Esto es el inicio de una revolución, una revolución de la gente normal, de jóvenes, familias", señaló Ricardo Manuel Díaz Pereira, un obrero de 41 años, vestido de camisa azul y una bandera de España en el pecho.

"Vox lo único que ha recibido son mentiras, dicen que son franquistas (en referencia a la dictadura de Francisco Franco), mentira, era lo único que podían decir para que Vox no ganara", justificó Díaz Pereira, antes de dirigir a la multitud en un canto de "Yo soy español, español, español".

"Vox es el único partido que defiende la unidad de España y los valores de la familia tradicional", defendió Gonzalo Rodríguez, un estudiante de 18 años que votó este domingo por primera vez, por Vox "por supuesto", según dijo.

Muy aplaudido, el líder de Vox, Santiago Abascal, se mostró desafiante desde la tarima: "Bienvenidos a la resistencia, seguimos adelante, seguimos sin miedo a nada ni a nadie, seguimos por España".

Antes de que hablara, la multitud coreaba "España unida, jamás será vencida", "España cristiana y nunca musulmana" y "Puigdemont, a prisión", esto último en referencia al ex presidente regional catalán Carles Puigdemont, huido a Bélgica para evadir la justicia española tras el intento fallido de independencia unilateral de Cataluña en 2017.

Fuente: AFP

RELACIONADAS