Uber recalcó que la obligación de esperar 15 minutos para poder viajar en un servicio de transporte contratado es inexistente en el resto de Europa. (Foto: Uber)
Uber recalcó que la obligación de esperar 15 minutos para poder viajar en un servicio de transporte contratado es inexistente en el resto de Europa. (Foto: Uber)
Redacción EC

ya no operará en Barcelona, , desde el próximo viernes. La decisión de la empresa fue obligada por la aprobación del Govern de Cataluña de la regulación que impediría el funcionamiento de la aplicación móvil para ofrecer su servicio en la ciudad.

"Ante las restricciones a las VTC aprobadas por la Generalitat de Catalunya, nos vemos obligados a suspender el servicio de UberX en Barcelona", dijo la aplicación de conductor asignado en un en su blog oficial para España.

► 
► 

El Gobierno de la Generalitat aprobó un decreto de ley que obliga a las empresas de vehículos con licencia de transporte concertado (VTC) a precontratar el servicio con 15 minutos de anticipación. El servicio UberX trabaja con conductores profesionales con licencia desde marzo pasado, pero no es propietaria de vehículos ni de licencias.

Uber trabaja en España poniendo a disposición de otras empresas su tecnología. En este contexto, vio su negocio afectado por los despidos que empresas VTC se vieron obligados a efectuar por la entrada en rigor de la mencionada ley de precontratación de servicios de transporte.

Ante esta situación, Uber manifestó su desea de una regulación, pero una justa para "contribuir a la vida de una ciudad". En el casi de Cataluña, "una regulación que tenga en cuenta a los miles de conductores y usuarios de las VTC, que hoy ven desaparecer su medio de vida y su libertad de elegir cómo se mueven por su ciudad".

Uber recalcó que la obligación de esperar 15 minutos para poder viajar en un servicio de transporte contratado es inexistente en el resto de Europa. Calificó la misma de "incompatible con la inmediatez de los servicios bajo demanda, como UberX".

Las restricciones del Gobierno catalán "no nos dejan más remedio que suspender UberX mientras evaluamos nuestro futuro en Barcelona", dijo un portavoz de la empresa en declaraciones a la agencia Reuters. "Estamos comprometidos a ser un socio a largo plazo para las ciudades españolas y esperamos trabajar con el Gobierno catalán y el ayuntamiento sobre una regulación justa para todos".

► 

► 

De hecho, la aplicación con sede principal en Silicon Valley ya había manifestado su deseo de convertirse en un aliado a largo plazo de Barcelona. Uno de sus principales objetivos, siguiendo este propósito, es ser agente de una regulación justa en las 600 ciudades que opera, incluida la ciudad española.

Uber volvió a operar en España hace caso un año. Desde entonces han sumado más de medio millón de usuarios y miles de conductores optaron por la aplicación como medio para obtener ingresos para sus hogares. Su intención era "hacer las cosas bien", luego de un primer fracaso.

Hace algunos años, la empresa intentó aplicar el modelo de negocio con el que opera en Estados Unidos, con el que cualquier personas puede convertirse en un conductor. Pero la legislación española los obligaba a operar con las mencionadas licencias VTC teniendo que cerrar pronto su servicio y adaptarse a la normativa. La actividad de dichas licencias son las que ahora se limitan para diferenciar esta actividad con la de los taxistas.

El diario "El País" informa que la decisión de Uber es indefinida mientras continúen las restricciones del Govern. Para que este cese, un partido político, el presidente del Gobierno u otras instancias como el defensor del pueblo tendría que recurrir ante el Tribunal Constitucional y solicitar la derogación de la normativa.

Por su parte, los conductores de VTC, hasta el viernes socios estratégicos de Uber, han anunciado que demandarán a la Generalitat por responsabilidad patrimonial. Solicitarán más de 1.100 millones de euros como reparación.

Finalmente, Uber se despidió de Barcelona agradeciendo a toda la comunidad y las personas que formaron parte de su servicio. "A ti, Barcelona, esperamos vernos pronto. Te echaremos de menos".

TAGS RELACIONADOS