Redacción EC

Decenas de miles de personas, más de 175.000 según los organizadores, formaron una cadena humana de 202 kilómetros que unió las tres capitales vascas a favor del derecho a decidir sobre una posible autodeterminación en el región del norte de .

Los manifestantes se tomaron de las manos o extendieron bufandas entre ellos para formar la cadena humana, que conectaba las ciudades de San Sebastián, Bilbao y Vitoria, la capital de la comunidad autónoma.

Las bufandas tenían escrito la frase en vasco: “Está en nuestras manos”.

Los organizadores de este evento, la plataforma Gure Esku Dago (Está en nuestras manos), anunciaron que habían logrado las 100.000 adhesiones que necesitaban para unir San Sebastián, Bilbao y Vitoria, las tres capitales del País Vasco, región donde hay un importante sentimiento nacionalista.

En la movilización participaron dirigentes de los partidos y sindicatos nacionalistas, entre ellos el presidente del PNV -en el Gobierno vasco-, los alcaldes de las tres capitales y la presidenta del Parlamento regional.

Los organizadores informaron que 175.000 personas participaron, incluidos políticos independentistas vascos y catalanes, así como activistas. La policía no ofreció una cifra oficial de participantes.

Fuente: AP / EFE

TAGS RELACIONADOS