Dos ucranianos especialistas en explosivos desarmaron una bomba con sus manos. (Captura de video).
Dos ucranianos especialistas en explosivos desarmaron una bomba con sus manos. (Captura de video).

En medio de la guerra con , dos ucranianos especialistas en explosivos desarmaron una bomba con sus propias manos y una botella de agua mineral. El video que registra el momento se volvió viral y en pocas horas alcanzó más de un millón de veces.

MIRA: Estados Unidos confirma la llegada de misiles Patriot a Polonia y anuncia ayuda a Ucrania

Compartido por el medio ucraniano Nexta TV, el clip de poco más de 31 segundos muestra cómo dos hombres arrodillados desactivan con cuidado una bomba rusa. Los dos especialistas desenroscan con cuidado el sello usando guantes y arrojando agua de la botella.

La difusión del video captó la atención del investigador Charles Lister. Director de programas de lucha contra el terrorismo y el extremismo en el Instituto de Medio Oriente, Lister compartió el posteo y describió el momento como un acto de “valentía alucinante”, tal como publicó .

Esta bomba lanzada por Rusia aplastaría un edificio y, sin embargo, estos EOD de Ucrania lo desactivarían con dos manos y una botella de agua, mientras que los proyectiles caen audiblemente cerca”, dijo Lister.

Bombas y aviones

Mientras Rusia acumula sanciones de Occidente y la presión sobre el Kremlin se hace cada vez más intensa, las tropas rusas no cesan en su avance sobre Ucrania y en su intención de tomar la capital del país, Kiev. Volodymyr Zelensky afirmó que al menos 35.000 civiles fueron evacuados el miércoles de diversas ciudades asediadas.

MIRA: Tropas rusas se desplazan al noreste de Kiev para rodear la capital de Ucrania antes de lanzar el ataque final

Según citó APF, tres corredores humanitarios posibilitaron la evacuación de pobladores de las ciudades de Sumy y Enerhodar, y de suburbios de Kiev. Zelensky señaló que esperaba que las evacuaciones continuarán este jueves en los corredores que se abrirán en las ciudades de Mariupol, con varios días bajo asedio ruso; Volnovaja, en el sudeste del país, e Izium, en el este.

Kiev insiste en su reclamo a Occidente, especialmente a la OTAN, de fijar una zona de exclusión aérea que permitan restringir el accionar de los aviones rusos. En diferentes comunicados, el Ministerio de Defensa ucraniano ha remarcado que las tropas rusas tenían dificultades en sus desplazamientos en el interior del país, pero remarcaron que tenían éxito a través del “bombardeo aéreo”.

Cuando la semana pasada la OTAN oficializó que no fijaría una zona de exclusión en el cielo ucraniano, Zelensky lanzó un y le cargó la responsabilidad por las nuevas muertes a raíz de la extensión del conflicto. “Todas las personas que mueran a partir de este día también morirán debido a ustedes por su debilidad y falta de unidad”, dijo el viernes.

MIRA: Así funciona el misil Stinger, el arma portátil que Ucrania usa para acabar con los helicópteros y aviones rusos

“La alianza (por la OTAN) ha dado luz verde a los bombardeos de ciudades y pueblos ucranianos al rehusarse a crear una zona de exclusión aérea”, lanzó entonces.

Al día siguiente, en una conferencia con senadores estadounidenses apareció una alternativa para equipar a la Fuerza Aérea Ucraniana con aviones de combate. La iniciativa implicaría que Polonia ceda aeronaves de la época de la Unión Soviética a Kiev y que, a su vez, Estados Unidos compense al gobierno polaco, miembro de la OTAN, con aviones.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, descartó luego el proyecto y subrayó este miércoles que la decisión final está en manos de la OTAN. Según la agencia de noticias PAP, la nueva a oferta polaca implica el envío de casi una treintena de cazas MIG-29 a una base de Estados Unidos en Alemania, con vistas a que puedan servir para ayudar a Ucrania en su resistencia frente a la invasión rusa. El Pentágono no cree que sea algo “sostenible” y ha reconocido que la iniciativa plantea “desafíos logísticos”, según consignó Europa Press.

Zelensky, por su parte, instó a la OTAN a solventar “inmediatamente” las discrepancias en torno a esta hipotética ayuda y resaltó “que se trata de “una cuestión técnica”. “¿Cuándo se tomará una decisión? Escuchen. Estamos en guerra. No tenemos tiempo”.

_____________________________

TE PUEDE INTERESAR