Histórico: Nació el primer bebé de un útero trasplantado
Histórico: Nació el primer bebé de un útero trasplantado
Redacción EC

 

Londres (AP)

El nombre del primer niño nacido de una mujer con la matriz trasplantada sólo podía llamarse de una forma: "Vincent", que significa "conquistar", de acuerdo con su madre.

La mujer, una  de 36 años supo a los 15 que nació sin matriz y quedó devastada.

"Estaba terriblemente triste cuando los doctores me dijeron que nunca iba a poder tener un hijo propio", dijo en entrevista con The Associated Press. Ella pidió que no se revelara su nombre.

Más de una década después, se enteró de la investigación encabezada por el doctor Mats Brannstrom, un profesor de obstetricia y ginecólogo de la Universidad de Gotemburgo, sobre trasplantes de matrices. Ella inmediatamente se inscribió.

"Las matemáticas nos decían que no había garantías, pero mi pareja y yo decidimos arriesgarnos y pensamos que era la idea perfecta", relata.

La madre de la mujer quiso ser donante, pero no era compatible. En su lugar, recibió la matriz de una amiga de la familia, de 61 años, que tuvo dos hijos.

La donadora ahora es la abuela de Vincent.

"Ella es una persona increíble y siempre estará en nuestras vidas. Además tiene una conexión muy especial con mi hijo", dijo la nueva mamá.

El doctor Brannstrom dijo que es "una sensación increíble" saber que su investigación llevara al nacimiento de Vincent.

Este logro abre una alternativa nueva y todavía experimental para miles de mujeres que no han podido tener hijos porque perdieron el útero o nacieron sin él. Antes de que este concepto fuera demostrado, algunos expertos dudaban de que una matriz trasplantada pudiera nutrir al feto, sin hablar de los riesgos de la cirugía en sí.

Pero para los orgullosos padres, los años de investigación y experimentación bien valieron la espera.

El crecimiento y flujo sanguíneo del bebé fueron normales hasta la semana 31 de la gestación, cuando la mamá comenzó a desarrollar preclamsia, una peligrosa condición de hipertensión que da a algunas embarazadas.

El bebé nació por cesárea y nació pesando 1,8 kilos (3,9 libras), algo normal su etapa gestacional. Un embarazo llevado a término es de unas 40 semanas. Vicent fue dado de alta de la unidad de neonatología 10 días después de nacer.

La gaceta médica Lancet publicará pronto más detalles de este nacimiento.