El espectáculo de fuegos artificiales de una banda de heavy metal causó este viernes un en un club nocturno de .  Murieron  27 personas y decenas resultaron heridas, en su mayoría jóvenes,  según dijeron autoridades y testigos.

El ministro del Interior, Gabriel Oprea, dijo inicialmente que se registró una explosión en el club Colectiv, ubicado en un sótano en el centro de la capital, ciudad de tres millones de personas, aunque las autoridades que dirigieron las acciones de rescate dijeron posteriormente que hubo un incendio y ninguna explosión.

Los testigos le dijeron a la televisora Antena 3 que entre 300 y 400 personas, principalmente jóvenes, se encontraban en el club, instalado en lo que solía ser una fábrica y que sólo tenía una salida, cuando la banda metalera 'Goodbye to Gravity' tocaba y un "espectáculo pirotécnico" salió mal. La gente entró en pánico y corrió hacia la salida, según la televisora.

De acuerdo con diversos medios de prensa, las personas que estaban en el lugar pensaron inicialmente que las llamas eran parte del espectáculo y no reaccionaron de inmediato. Las normas antincendios pueden ser laxas en clubes y restaurantes de Bucarest.

Los servicios de emergencia llegaron 11 minutos después de la primera llamada a las 10:32 de la noche (2032 GMT).

Victor Ionescu, quien estaba en el club con su novia, dijo a Antena 3 por teléfono que había enormes llamas tras la explosión.

"La gente se estaba desmayando por el humo. Fue un caos, la gente se pisoteaba", precisó.

Un joven grabado por la televisora, señaló que las llamas envolvieron a los asistentes, a los que causó quemaduras en la piel y el pelo.

Como se recuerda, otros incendios de gran escala que tuvieron lugar en clubes nocturnos fueron también atribuidos a pirotecnia que incendió el hule o la espuma utilizada para neutralizar el sonido. Entre ellos se encuentra el caso del club The Station en Estados Unidos, en el que murieron 100 personas en 2003, y el del centro nocturno Kiss en Brasil, en el que perecieron 242 personas en 2013.

Raed Arafat, funcionario de emergencias, dijo que los sobrevivientes fueron atendidos por quemaduras, inhalación de humo y lesiones en varios hospitales de la capital rumana.

Fuente: AP