Joven podría ir a prisión por jugar Pokémon Go en iglesia
Joven podría ir a prisión por jugar Pokémon Go en iglesia

Ruslan Sokolovsky es un joven de 22 años que está siendo procesado en Rusia por compartir con los seguidores de su canal de su experiencia jugando el videojuego. Este hecho ocurrió el pasado mes de agosto en la iglesia de “Todos los Santos” de Ekaterimburgo, ubicada a unos 1.800 kilómetros de Moscú.

Según informa el portal “The Guardian” Sovolovsky entró a la iglesia a capturar algunos pokémones afirmando que no debería estar prohibido por ley.  Sin embargo, la policía comenzó a investigarlo poco después de que su video, colocado el 11 de agosto en YouTube, llegara rápidamente a las 900 mil reproducciones.

En un comunicado difundido el sábado, el comité local de investigación dijo que al joven se le acusó de incitar al odio y ofender la sensibilidad religiosa. Por ello, fue detenido durante dos meses. Agregó que esta pena podría llegar a cinco años de prisión. Esta es la misma ofensa que envió a dos mujeres del colectivo Punk Pussy Riot a prisión por dos años en el 2012.

Sokolovsky tiene cerca de 300.000 suscriptores en YouTube y ha hecho varios videos criticando a la iglesia rusa.

Lo que dice la Iglesia Ortodoxa Rusa
El portavoz de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Vladimir Legoyda, publicó en su página de Facebook que Sokolovsky es un conocido bloguero que trabaja al estilo de Charlie Hebdo. Asimismo, aseguró que él no había sido arrestado por capturar pokémones. Por su parte, el alcalde de Ekaterinburg, Yevgeny Roizman, dijo que el arresto fue una "desgracia". "No se puede arrestar a un hombre por tonterías”, agregó.

Respuesta de Sokolovsky
A pesar de ser consciente de la pena que podría sufrir, Sokolovsky aseguró a la prensa que no se disculpará públicamente y aseguró no estar arrepentido de lo que hizo. Asimismo, se declaró inocente en el juicio del 13 de marzo alegando que sus videos de YouTube no son ofensivos ni incitan al odio.

"Si alguien se siente ofendido por mis videos, le ofrezco mis sinceras disculpas... Soy un ateo convencido, pero no tengo nada en contra de las religiones... También soy un libertario, lo que significa que creo que hay igualdad de derechos para todos", dijo a la corte, según informa Radio Free Europe.

No obstante, conocía que esto podía ocurrir debido a la advertencia de la televisión rusa que prohibía jugar Pokémon Go en las iglesias ortodoxas. Los abogados de Sokolovsky han apelado el caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo. Esta historia avivó las críticas de Amnistía Internacional, que calificó su arresto como un ataque a la libertad de expresión.

Por otro lado, los seguidores de Twitter del joven han publicado el hashtag #FreeSokolvsky esperando que las autoridades no condenen al bloguero.

Rusia no ha tenido una buena relación con Pokémon Go. El juego de realidad aumentada no ha sido lanzado oficialmente en el país. 

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO

TAGS RELACIONADOS