Este alfabeto fonético, usado durante décadas, cambiará pronto. (Alamy).
Este alfabeto fonético, usado durante décadas, cambiará pronto. (Alamy).
BBC News Mundo

Servicio de noticias

Ni siquiera las palabras se libraron del odio de a los judíos.

MIRA: Cómo la maquinaria de propaganda nazi creó la imagen de un Hitler hogareño y engañó al mundo

Antes del periodo nazi, se utilizaban algunos nombres judíos en el alfabeto fonético alemán. Por ejemplo, “D” de David, “N” de Natán y “Z” de Zacarías.

Pero los nazis cambiaron esos nombres por los de Dora, el Polo Norte y Zeppelin, términos que han seguido usándose desde entonces sin que la mayoría de los alemanes fueran conscientes de que fue el antisemitismo lo que motivó su inclusión en el alfabeto fonético.

Eso está a punto de cambiar. Y las palabras que le añadieron los nazis desaparecerán.

Un grupo de expertos trabaja en encontrar nuevos términos que serán adoptados en 2022.

La iniciativa parte de Michael Blume, el hombre a cargo de combatir el antisemitismo en el estado de Baden-Württemberg, y ha contado con el apoyo del Consejo Central de los Judíos de Alemania.

La tarea de establecer nuevos términos para las letras más problemáticas está ahora en manos del Instituto Alemán de Estandarización (DIN, por sus siglas en alemán).

Los alfabetos fonéticos suelen ser listas de palabras que sirven para mostrar a hablantes y oyentes la pronunciación de su letra inicial. Un equivalente conocido del alfabeto fonético alemán es el que utiliza la alianza militar OTAN en sus comunicaciones en inglés, que incluye, por ejemplo, “F” de Foxtrot o “T” de Tango.

Los hablantes en diferentes idiomas suelen utilizar términos diferentes en sus comunicaciones telefónicas. En inglés es habitual decir “D” de Dennis o “S” de sugar, mientras que en español son frecuentes ejemplos como “D” de dedo o “B” de burro.

Decisiones delicadas

Para Alemania, un país en el que el recuerdo del nazismo es una cuestión sensible para muchos, se intentará que quede en el recuerdo la lista antisemita, que se presentará como un anexo a la nueva lista, que se someterá a consulta pública el año que viene. Se espera que el país adopte la nueva lista de manera definitiva a finales de 2022.

El portavoz del Instituto Alemán de Estandarización Julian Pinnig dijo que elegir nombres propios de personas sería más problemático que recurrir, por ejemplo, a los de ciudades alemanas, porque los nombres de personas podrán no reflejar la diversidad étnica de la Alemania actual.

Otros nombres judíos que los nazis eliminaron de la lista en 1934 fueron los de Jacob y Samuel, que fueron reemplazados por los nombres alemanes Julius y Siegfried.

En la época de Hitler, los nazis eliminaron los nombres judíos. (Getty Images).
En la época de Hitler, los nazis eliminaron los nombres judíos. (Getty Images).

Tras la Segunda Guerra Mundial se sustituyeron algunas de las referencias de la época hitleriana, como Ypres, el nombre del lugar en el que tuvo lugar la batalla de la Primera Guerra Mundial en la que las fuerzas alemanas utilizaron por primera vez gas venenoso en combate. A Ypres lo sustituyó la letra griega Ypsilon, que se pronuncia casi como una “U”.

Pero la supervivencia de otros términos continuó reflejando durante décadas la manera de ver el mundo de los nazis. Al usar el término alemán para referirse al Polo Norte, se estaba reflejando la visión de Adolf Hitler, basada en la falsa superioridad de una mítica raza aria septentrional.

__________________________________

VIDEO RECOMENDADO

Auschwitz: Historias de sobrevivientes 75 años después

Auschwitz: Historias de sobrevivientes 75 años después

TE PUEDE INTERESAR