Los Carnavales son una tradición europea que invitaba a un cambio en el 'statu quo'. Se celebraban desde el siglo XVI en el viejo continente, pero no es sino en el siglo XIX que adoptaron un matiz crítico y político.

Alemania nada ajena a estas costumbres celebra cada año en la ciudad de Mainz un desfile de carrozas y muñecos hechos de papel maché. La mayoría alude con personajes y temas a eventos que atañen a la coyuntura política europea.

El Carnaval de Mainz se celebra  en febrero y dura seis días en los que la alegría, la música, el color y la diversión ocupan toda la ciudad.

La celebración iniciará mañana con el martes de rosas, día en el que se repartirán dulces. Las carrozas saldrán y vestirán de color las calles alemanas. 

El Carnaval de Mainz concluirá con un desfile juvenil de máscaras el domingo.