Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Europa

Principales puntos del acuerdo de Brexit rechazado: Irlanda, ciudadanos, transición

Por 432 votos en contra y 202 a favor, la Cámara de los Comunes rechazó el pacto presentado por Theresa May

Principales puntos del acuerdo de Brexit rechazado: Irlanda, ciudadanos, transición

Principales puntos del acuerdo de Brexit rechazado: Irlanda, ciudadanos, transición. Foto: AFP

Londres. El acuerdo de Brexit entre Londres y Bruselas que el Parlamento británico rechazó este martes tenía por objetivo garantizar que Reino Unido salía de la Unión Europea de forma ordenada el 29 de marzo.

Sus disposiciones claves buscaban evitar una frontera dura entre la República de Irlanda -miembro de la Unión Europea- y la provincia británica de Irlanda del Norte, proteger los derechos de los ciudadanos europeos y británicos y fijar la última contribución financiera que Reino Unido debe hacer al presupuesto europeo.

Estos son sus principales puntos.

¿A dónde va el Brexit tras tras el rotundo fracaso de Theresa May?

Brexit: Votación de la moción de censura a Theresa May será este miércoles

Así celebran los opositores al Brexit el rechazo del Parlamento

- Irlanda del Norte -

¿Cómo evitar la reintroducción de una frontera clásica entre Irlanda, país de la Unión Europea, y la provincia británica de Irlanda del Norte al tiempo que se preserva el Acuerdo de Paz de Viernes Santo de 1998? A ese reto, el acuerdo responde en dos tiempos.

La solución final pasa por la futura relación entre británicos y europeos, especialmente por un eventual acuerdo de libre comercio que todavía deben negociar y que regiría al término del período de transición, previsto hasta el 31 de diciembre de 2020 pero prolongable dos años.

Si pese a todo siguen sin una solución al término de la transición, se acordó un "backstop" o "red de seguridad" que pasaba por crear un "territorio aduanero único" entre la Unión Europea y Reino Unido, sin aranceles ni cuotas en el mercado europeo para productos británicos.

Sin embargo, de cara a mantener la unidad del mercado único europeo y no sólo la integridad de Reino Unido, Irlanda del Norte mantendría aquellas normas del bloque necesarias para evitar una frontera clásica en la isla, como las relativas a los productos agrícolas o las fitosanitarias.

Reino Unido o la Unión Europea podían poner fin a este protocolo sobre Irlanda, que acompaña el acuerdo de divorcio, en cualquier momento tras la transición, pero no unilateralmente sino de mutuo acuerdo.

- Derechos de los ciudadanos -

Los derechos de los ciudadanos de la Unión Europea, como el de poder solicitar la residencia permanente tras cinco años viviendo en un país, se debía conservar para aquellos residentes actualmente en Reino Unido o en uno de los otros 27 países del bloque o que lleguen durante el período de transición.

El acuerdo prevé que más de 4 millones de ciudadanos (3,2 millones de europeos en Reino Unido y 1,2 millones de británicos en el resto del bloque) puedan continuar estudiando, trabajando, recibiendo ayudas y reagrupando a sus familias.

- Factura -

El precio del Brexit: entre 35.000 y 39.000 millones de libras (entre 40.000 y 45.000 millones de euros), según el gobierno británico, según al método de cálculo del acuerdo de divorcio.

Por los términos del acuerdo, Reino Unido debía cumplir todas las obligaciones financieras que asumió como miembro de pleno derecho de la Unión Europea desde 1973, incluso si estas se extienden más allá del final del período de transición.

- Transición -

Al consumar el divorcio a las 23H00 GMT del 29 de marzo (medianoche del 30 de marzo en Bruselas), Reino Unido seguiría durante 21 meses en el mercado interior de la Unión Europea y en la unión aduanera, para dar tiempo a las empresas y los países a preparar la ruptura final.

Este período de transición finalizaría el 31 de diciembre de 2020, una fecha que coincide con el final del Marco Financiero Plurianual de la Unión Europea 2014-2020, si bien ambas partes pueden decidir a mediados de ese año prolongarlo hasta finales de 2022.

Durante ese tiempo, Reino Unido debería seguir respetando las reglas de la Unión Europea, sin tener ni voz ni voto, y podría empezar a negociar sus propios acuerdos comerciales, que solo podrían entrar en vigor al término de la transición.

La jurisdicción del Tribunal de Justicia de la Unión Europea seguiría aplicándose durante esos meses. Sobre el acuerdo de divorcio, un panel de arbitraje se encargaría de resolver los diferendos, si bien el TJUE tendría voz sobre cuestiones de derecho comunitario.

- Futura relación -

El Acuerdo de Retirada iba acompañado por una declaración política sobre la futura relación entre ambas partes tras el periodo de transición, un documento jurídicamente no vinculante y que traza las líneas de la futura negociación sobre un acuerdo de libre comercio entre ambos.

Además del protocolo sobre Irlanda del Norte y otro sobre las bases británicas en Chipre, el acuerdo de divorcio establecía también las bases de cooperación entre Reino Unido y España en lo referente a Gibraltar, enclave británico cuya soberanía reclama Madrid.

Fuente: AFP

Tags Relacionados:

Brexit

Reino Unido

Unión Europea

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada