Rajoy luego del golpe: "Me encuentro muy bien, estupendamente"
Rajoy luego del golpe: "Me encuentro muy bien, estupendamente"

Después de haber sido víctima de una agresión pública por parte de un adolescente de 17 años, el Presidente del Gobierno de , , transmitió un mensaje de tranquilidad a sus seguidores.

Con media hora de retraso, Mariano Rajoy hizo su entrada al mitin que tenía programado en Galicia. Ingresó por la puerta lateral, llevaba maquillaje sobre el golpe y no portaba sus lentes.

"Somos un pueblo moderado, de gente tranquila, formal y seria, lo cual no quiere decir que no tengamos eso en lo que están pensando todos los que están aquí presentes", señaló Mariano Rajoy según el diario Libertad Digital.

En ningún momento del acto hizo referencia directa al puñetazo que había recibido minutos antes. Sin embargo en su cuenta de Twitter, Rajoy ya había indicado a sus seguidores que se encontraba bien.

"He militado en este partido y sólo en este partido. Empecé de militante de base y pegué carteles, y muchos, en la provincia de Pontevedra", afirmó Rajoy. Lo cual al público le sonó a broma, en especial cuando dijo "Ahora también se pegan muchos" y arrancó muchas carcajadas en el mitin celebrado en Galicia, España.

Puñetazo al jefe de Gobierno

El adolescente golpeó en la cabeza a Mariano Rajoy después de lograr acercarse a él durante un acto de campaña en la ciudad del norte del país en que el líder creció.

El agresor, que no ha sido identificado, se colocó justo a un lado de Mariano Rajoy en una calle de la ciudad de Pontevedra en la región de Galicia mientras el mandatario dialogaba con el público, y luego le propinó un golpe al rostro con el puño izquierdo.

Un video de la televisión española muestra a Mariano Rajoy que cae al piso por el impacto y de inmediato recibe ayuda de otras personas a su alrededor.

Algunos medios de prensa dijeron que el agresor es un joven de 17 años que había pedido a Mariano Rajoy posar con él para una foto. El video muestra al joven siendo detenido y metido a un vehículo de la policía, esposado por guardias de seguridad y levantando sus pulgares en una aparente señal de victoria.

El rostro de Mariano Rajoy luce golpeado en fotografías tomadas después de la agresión pero no parece haber sido lesionado de gravedad, si bien los medios españoles reportaron que sus anteojos cayeron y se quebraron durante el incidente.

Mariano Rajoy apareció luego, sonriendo pero sin sus anteojos, en un acto de campaña en la cercana ciudad de La Coruña.

TAGS RELACIONADOS