Belgrado. [EFE]. Miles de personas han vuelto la noche de este viernes a salir a las calles de Belgrado para protestar contra el gobierno de , por cuarta jornada consecutiva, en un ambiente tenso con grupos radicalizados y violentos que intentaron irrumpir en el Parlamento.

Según pudo comprobar Efe, cientos de manifestantes se congregaron delante del edificio de la Cámara y un grupo saltó por encima de unas barricadas de metal para acercase a la entrada del Parlamento.

Cuando empezaron a embestir la puerta de entrada del edificio, la policía antidisturbios los forzó a moverse hasta el centro de una escalinata, lo que derivó en un enfrentamiento en el que manifestantes violentos tiraron piedras, botellas y otros artefactos contra los agentes.

Los policías formaron un cordón cerca de la entrada al Parlamento, pero evitaron reaccionar a los insultos y provocaciones de los manifestantes.

Anteriormente, en las cercanías se habían congregado grupos de extrema derecha contrarios a la independencia de Kosovo.

El presidente serbio, Alexander Vucic, y el primer el primer ministro kosovar, Avdulah Hoti, acordaron hoy, en una cumbre telemática presidida por el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, reanudar el diálogo para normalizar las relaciones entre Pristina y Belgrado que estaban estancadas desde 2018.

Kosovo es Serbia” o “No damos Kosovo”, gritaban poco después los ultras, al tiempo que proferían insultos contra Vucic, a quien acusan de traidor por negociar con Pristina.

Las protestas comenzaron el pasado martes por el descontento con la gestión de la pandemia y el anuncio de medidas restrictivas para frenar la expansión del nuevo coronavirus.

En las manifestaciones participan grupos muy heterogéneos, desde manifestantes pacíficos que reivindican mayores estándares democráticos a los de extrema derecha, sin que hasta el momento se haya conseguido una articulación concreta de sus reivindicaciones.

Al congregarse en el centro de la capital, los manifestantes hacen caso omiso de la prohibición de reuniones de más de diez personas, que entró hoy en vigor en Belgrado tras un repunte de los casos de COVID-19 registrado en la capital en los últimos días.

Serbia, con unos 7 millones de habitantes, ha contabilizado hasta ahora más de 17.728 contagios confirmados de coronavirus, con 386 muertos, y actualmente una fuerte tendencia al alza.

__________________________

VIDEO RECOMENDADO

Muerte de un adolescente negro detenido provoca consternación en Estados Unidos. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR