Val Horton mantiene una disputa con su vecina desde hace 20 años.
Val Horton mantiene una disputa con su vecina desde hace 20 años. / Servicio de Noticias del Sudoeste

Las relaciones entre vecinos no siempre son fáciles. Pero, si se trata de propiedades, conservar una relación cordial es imprescindible para el día a día. No es el caso de Val Horton, una ciudadana que lleva más de 20 años en disputa con su vecina por un inédito motivo.

Horton vive en un bungaló en el condado de Somerset de Inglaterra, en . La mujer admiraba su vivienda ubicada encima de la colina de Solsbury Hill, ya que tenía una vista panorámica a la naturaleza. Pero, desde 2001, perdió ese privilegio por una acción de su vecina, Valerie Vivian.

Mira: Revés para la familia de Archie Battersbee, el niño con muerte cerebral que mantiene en vilo a Reino Unido

La colina fue homenajeada en 1977 por el cantante británico Peter Gabriel en una de sus canciones que lleva su mismo nombre, en la que relata: “Pude ver las luces de la ciudad. El viento soplaba, el tiempo se paró, un águila voló en la noche. Era una vista espectacular. Algo que Horton no contempla desde hace más de 20 años.

Resulta que Vivian plantó una hilera de árboles de tipo leylandii en las afueras de su casa, que cubre completamente la visibilidad del jardín de su vecina. Con el paso del tiempo, además, se volvieron más altos, .

Val Horton ya no puede disfrutar de las vistas de la colina de Solsbury Hill.
Val Horton ya no puede disfrutar de las vistas de la colina de Solsbury Hill. / Servicio de Noticias del Sudoeste

Durante las dos décadas que transcurrieron, Horton se quejó en incontables ocasiones ante el Consejo de North East Somerset, pero no obtuvo ninguna solución. El diario mencionado señaló que, según la ley de comportamiento antisocial, los consejos pueden ordenar que se corten los altos setos “ofensivos” si suponen una “barrera a la luz o al acceso”. Pero las viviendas de Horton y las adyacentes reciben suficiente luz solar aún con la hilera de árboles.

Betty Kelley, una vecina de la zona, se sumergió junto a Horton en esta larga disputa, hasta que falleció hace dos años. “El problema de eliminar estos árboles fue demasiado para algunos y la pobre Betty murió sin verlo resuelto”, señaló Val en declaraciones al mencionado medio.

“Es espantoso”

“Sucede durante tanto tiempo que todos estamos completamente agotados por la pelea. Es espantoso. Crecieron muy rápido. Antes podía cultivar vegetales en mi jardín, pero ahora es imposible porque los árboles bloquean toda la luz solar en esa zona”, manifestó la afectada.

Las vistas desde la vivienda de Val Horton.
Las vistas desde la vivienda de Val Horton. / Servicio de Noticias del Sudoeste

En esa misma línea, recordó: “Cuando no había coníferas, era un mirador maravilloso. Era fantástico sentarnos en nuestro comedor y observar las vistas. Desde entonces, se mudaron nuevas personas a la zona, pero no les supone un problema porque los árboles ya estaban allá cuando compraron sus casas. No saben lo hermosas que eran las vistas de Solsbury Hill antes de esto”.

La mujer relató que originalmente había 3 grupos de árboles en la hilera, pero hace poco Vivian derribó la fila central. “No hizo ninguna diferencia, porque los que se encuentran en el fondo de nuestros jardines continúan allá”, dijo.

Su vecina Vivian plantó una hilera de árboles que obstaculizan toda la visibilidad desde las viviendas.
Su vecina Vivian plantó una hilera de árboles que obstaculizan toda la visibilidad desde las viviendas. / Servicio de Noticias del Sudoeste

Vivian prefirió no dar declaraciones ante el diario. Mientras, Horton continúa lamentándose por la situación. “Esto supuso un gran impacto en nuestras vidas. Mirar y ver un bosque de árboles es bastante horrible. Pero, a veces, hay que admitir la derrota y ese momento llegó para mí”, concluyó.