Módulos Temas Día

Más en Mundo

Filipinas: Policía reanuda las polémicas redadas antidroga

El jefe de la Policía aseguró que en la nueva fase de la guerra antidroga "prevalecerá el estado de derecho", aunque no descartó que en ocasiones extremas la Policía mate a algún presunto traficante

Filipinas: Policía reanuda las polémicas redadas antidroga

(Fotto y video: EFE)

La Policía de Filipinas reanudó hoy tras un parón de cuatro meses las polémicas redadas antidroga "tokhang" en la que han muerto cerca de 4.000 supuestos traficantes desde la llegada al poder del presidente Rodrigo Duterte hace más de un año y medio.

La Policía lleva a cabo desde hoy estas redadas en todo el país aunque bajo unas nuevas pautas más estrictas para evitar derramamientos de sangre innecesarios, anunció su director, Ronald dela Rosa, en una rueda de prensa televisada.

Según las nuevas normas, los agentes solo podrán realizar las operaciones "tokhang" (literalmente "llamar a la puerta y suplicar") durante el día y en ocasiones llevarán videocámaras acopladas al cuerpo o estará acompañados por activistas y representantes de la Iglesia Católica.

Además, si el sospechoso se resiste al arresto, los policías trasladarán el caso a un cuerpo especial, lo que parece responder a las críticas sobre la aparente facilidad con la que los agentes apretaban el gatillo al menor signo de rebeldía.

El jefe de la Policía aseguró que en la nueva fase de la guerra antidroga "prevalecerá el estado de derecho", aunque no descartó que en ocasiones extremas la Policía mate a algún presunto traficante.

"¿Vamos a dejar que nos asesinen si los delincuentes están armados y nos implican en un tiroteo?", preguntó retóricamente Dela Rosa.

La Policía, brazo ejecutor de la "guerra contra las drogas" iniciada por Duterte al comenzar su mandato en junio de 2016, fue apartada de esta campaña desde el 12 de octubre hasta el 5 de diciembre debido a varios escándalos, entre ellos la muerte de menores presuntamente inocentes.

Hasta entonces, el número de muertos a manos de los agentes alcanzaba 4.000, aunque el total de homicidios en la guerra antidroga se estima en más de 7.000 si se cuentan los causados por particulares o patrullas vecinales alentados por el clima de impunidad.

El 5 de diciembre la Policía regresó a la campaña, y ha protagonizado arrestos y tiroteos en los que han muerto sospechosos, pero hasta ahora no había retomado las polémicas redadas.

La Conferencia Episcopal de Filipinas, que se cuenta entre los principales críticos de la guerra antidroga de Duterte, emitió hoy un comunicado en el que deseó que la Policía "siga las pautas designadas" en esta nueva fase.

Tags Relacionados:

Filipinas

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada