Redacción EC

Los bomberos trabajaban sin descanso este lunes para controlar el primer gran incendio del año en España, que provocó la evacuación de numerosos turistas y amenaza el parque nacional de Doñana, en el Sur, uno de los tesoros naturales de Europa.

Este fuego declarado en la noche del sábado al domingo ha concitado mucha atención en España, luego de los devastadores incendios en el vecino Portugal, que dejaron 64 muertos el 17 y el 18 de junio.

Pero las autoridades españolas lanzaron mensajes tranquilizadores este lunes.

"Las características del tiempo se están comportando tal como preveíamos, el viento es bastante más moderado que ayer", indicó el consejero regional de medio ambiente de Andalucía (sur), José Fiscal, al afirmar: "Seguimos siendo moderadamente optimistas".

Sin haber provocado heridos, el incendio sigue activo 36 horas después de haberse declarado, avanzando en tres frentes y afectando partes del parque natural de Doñana, refugio natural de la región.

Pero las llamas no han alcanzado el parque nacional del mismo nombre, uno de los humedales más importantes de Europa y Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO desde 1994.

--- Rutas vigiladas ---

Las autoridades no han dado estimaciones sobre área quemada, pero según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), que citó a servicios regionales, hay 10.000 hectáreas afectadas.

Más de 600 bomberos, militares y miembros de otros organismos, combatían el fuego este lunes, ayudados de 15 autobombas y apoyados con ocho medios aéreos.

El incendio obligó a evacuar a unas de 2.100 personas, entre ellos turistas que debieron abandonar precipitadamente zonas de campamento u hoteles. Centenares de personas durmieron en instalaciones municipales, como gimnasios.

A las personas desplazadas "les prohíben acercarse, porque los fuegos pueden reactivarse", explicó un portavoz de la alcaldía de Moguer, donde se inició el fuego la noche del sábado.

En la zona, rutas que fueron cerradas el domingo pudieron ser reabiertas este lunes, aunque bajo estrecha vigilancia policial para evitar el paso de curiosos, constató una fotógrafa de AFP.

El domingo, la playa de Matalascañas, a unos 20 kilómetros al sur de Moguer, se mantuvo aislada por algunas horas por el corte de rutas.

--- Muerte de un lince ---

El fuego obligó por igual a evacuar un centro de cría de linces ibéricos, una especie amenazada de felinos emblemática del parque Doñana.

Una hembra de lince del centro de El Acebuche murió a causa del estrés que la causó su captura y evacuación, informó la institución.

Los otros felinos están "sanos y salvos", afirmó el alcalde de Moguer este lunes, cuando las autoridades autorizaron "el regreso de los linces evacuados ayer", según indicó en Twitter el ministerio español de Medio Ambiente.

"La zona es un auténtico polvorín para los incendios", denunció el portavoz de WWF España, Juan Carlos del Olmo, citado en un comunicado.

Describió los alrededores del parque nacional como "un caos de tendidos eléctricos, pozos ilegales en medio de los pinares con instalaciones eléctricas, construcciones aisladas, fincas ilegales y todo tipo de actividades forestales".

El incendio fue de origen humano, afirmó el consejero andaluz. "Tenemos la seguridad de que la mano del hombre ha estado detrás", aseguró Fiscal. Falta saber si fue negligencia o hubo intencionalidad, abundó.

El parque nacional de Doñana es refugio para 4.000 especies y todo tipo de aves migratorias.

España está padeciendo una importante sequía este año, lo que ha incrementado el riesgo de incendio en varias zonas del país porque la vegetación esta muy reseca, entre ellas gran parte de la provincia andaluza de Huelva, donde se encuentra el parque.

Fuente: AFP

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO

TAGS RELACIONADOS