(Foto: AFP)
Agencia AFP

Agencia de noticias

La calidad del aire disminuyó en  () luego de que la noche anterior se lanzaran miles de fuegos artificiales durante la fiesta religiosa Diwali, pese a que la Corte Suprema había prohibido la venta de petardos.

La medida fue aplicada antes del festival para evitar que se repita una crisis de contaminación del aire como la de 2016, cuando los 20 millones de habitantes de Delhi fueron afectados por este fenómenos, incluso provocando el cierre de escuelas.

La noche del jueves las autoridades registraron 1.100 microgramos de contaminantes por metro cúbico en algunas zonas de la ciudad, un número 11 veces superior a los niveles de calidad de aire avalados por la Organización Mundial de la Salud.

Las partículas PM2.5, vinculadas a tasas más altas de bronquitis crónica, cáncer de pulmón y enfermedades cardíacas, se dispararon desde inicios de octubre, cuando miles de agricultores queman residuos de sus cosechas.

La OMS calificó Delhi fue calificada como la ciudad más contaminada en 2014.

TAGS RELACIONADOS