Argentina: designan a tres fiscales para reemplazar a Nisman
Argentina: designan a tres fiscales para reemplazar a Nisman
Redacción EC

Buenos Aires. La Procuradora General de , Alejandra Gils Carbó, designó el viernes a tres fiscales, con experiencia en casos de narcotráfico y delitos de lesa humanidad, para reemplazar al fallecido  en la Unidad Fiscal especial por el atentado a la mutual judía en Buenos Aires en 1994.

Gils Carbó designó para esos cargos a Sabrina Namer, Roberto Salum y a Patricio Ciavadini, en tanto Juan Murray se desempeñará como coordinador.

"Hemos designado a tres fiscales y un coordinador para reemplazar a Nisman", anunció en rueda de prensa la procuradora general, al revelar los nombres del equipo que asumirá las tareas de la fiscalía de la causa AMIA, que desde el 2004 estuvo a cargo de Nisman.

Gils Carbó dijo que el gobierno quiere "asegurar la continuidad del trabajo de Nisman" y prometió reforzar la unidad especial encargada de investigar el mayor atentado de la historia argentina, que dejó 85 muertos y 300 heridos.

La procuradora destacó los antecedentes de los tres fiscales designados y recordó que habían actuado en causas por delitos de lesa humanidad y otras vinculados al narcotráfico.

Nisman apareció muerto de un balazo el 19 de enero pasado, tres días después de haber denunciado a la presidenta Cristina Fernández, entre otros, de encubrir a los acusados iraníes en el atentado a la AMIA.

La Justicia investiga las circunstancias de la extraña muerte. A la espera de que la Justicia determine cómo falleció Nisman, la Procuradora General afirmó hoy que la muerte del fiscal "es un hecho de gran impacto político y social".

Se trata del funcionario que "estaba investigando el atentado terrorista más grave que ha sufrido este país", señaló Gils Carbó.

"Es un momento de duelo que nos agobia porque la muerte de Nisman nos golpea en lo afectivo y en lo laboral a todo el Ministerio Público Fiscal", añadió.

A su vez, la Procuradora General de la Nación, cuestionada desde la oposición porque supuestamente responde a los intereses del gobierno, aseguró que "nunca se pensó en remover de su cargo" al fallecido Nisman, rechazando los trascendidos que indicaban que ella planeaba desplazar al fallecido fiscal antes de su muerte.

La denuncia del fiscal derivó el viernes en la imputación de Fernández, en lo que constituye el segundo caso, tras el de Carlos Menem, en la acusación a un presidente por el caso del ataque antisemita.

Fuente: AFP/ DPA