Asunción: 65 mil desplazados por inundaciones
Asunción: 65 mil desplazados por inundaciones

sufre las lluvias que han causado la crecida del río homónimo, pues han dejado hasta este sábado 13.000 familias desplazadas, además de calles anegadas y violentas protestas ante oficinas del gobierno en reclamo de atención estatal.

"La institución ha provisto toda la ayuda humanitaria requerida para la instalación de los afectados por la inundación en la ribera del río Paraguay, en los más de 100 albergues habilitados, donde cerca de 13.000 familias están refugiadas", escribió la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).

Este desborde ya sumaba el viernes más de siete metros a su cauce y ha forzado el desplazamiento de 13.000 familias de los Bañados de Asunción, un empobrecido barrio a orillas del río, según informó la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) de Paraguay en un comunicado difundido a última hora del viernes.

Si se calcula un promedio de cinco personas por familia, la cifra de desplazados podría ubicarse en 65.000 solamente en Asunción, que tiene unos 500.000 habitantes.

Una periodista de AFP pudo confirmar que decenas de familias se habían parapetado muy precariamente en algunas aceras del centro de la capital, usando como techos y paredes chapas de madera y empujando a las calles la circulación peatonal. La ropa colgada, puesta a secar, entre una lámina y otra se ensuciaba de nuevo por el humo del tráfico colapsado por la intermitencia de los semáforos.

"No toda la gente quiere salir de sus casas, todo el mundo sabe eso. Nosotros pedimos solamente un lugarcito para salir de nuestras casas, porque estamos ya en el lago", dijo una damnificada, que no fue identificada, al noticiero central del canal 13.

El intendente Mario Ferreiro, quien asumió este sábado, dijo a periodistas tras jurar el cargo que comenzará a trabajar inmediatamente en este tema: "La emergencia de la inundación nos moviliza desde hoy mismo".

Se veían niños y mujeres cocinando con cocinillas de gas al borde de las veredas, en una escena que se repetía en plazas, parques y otros lugares públicos de Asunción.

Imágenes difundidas en las redes sociales y por televisión mostraban calles inundadas, coches navegando en las vías, árboles caídos, casas con agua hasta las ventanas y largas colas de autos en varias regiones del país, además de la capital.

El presidente Horacio Cartes ya había declarado el viernes estado de emergencia en Asunción y otros siete departamentos: Concepción, San Pedro, Misiones, Central, Ñeembucú, Amambay y Presidente Hayes.

El estado de emergencia libera recursos "para combatir los efectos ocasionados por el grave temporal y las inundaciones registradas en esas zonas del territorio de la República", señala el texto.

Además, las autoridades advierten que la crecida del río puede causar un ambiente propicio para la proliferación del Aedes Aegypti, el nefasto mosquito que está detrás del dengue, la chicunguña y el recién llegado, pero no menos peligroso, virus del zica.

Bajo este húmedo panorama y enfrentado a una huelga general que se cierne sobre el país el lunes y el martes, Cartes debe poner su mejor cara: el lunes Asunción acoge la cumbre de Mercosur con los presidentes del bloque y sus estados asociados, que llegan deseosos de alcanzar un tratado de libre comercio con la Unión Europea.

Fuente: AFP

TAGS RELACIONADOS