Módulos Temas Día

Más en Latinoamérica

Qué fue el "Bogotazo" que estremeció Colombia hace 70 años

Hace 70 años, el asesinato del líder político de Jorge Eliécer Gaitán desató una revuelta violenta que fue contenida a tiros y que dejó cientos de cuerpos acribillados en las calles de Bogotá y el país

Colombia

Se estima que 147 inmuebles quedaron destruidos durante el Bogotazo.

"La oligarquía no me mata porque sabe que si lo hace el país se vuelca y las aguas demorarán cincuenta años en regresar a su nivel normal".

Es una de las frases más famosas que se atribuye a Jorge Eliécer Gaitán, el político liberal y abogado cuyo asesinato hace 70 años desencadenó uno de los episodios más dramáticos y simbólicos en la historia de Colombia: el Bogotazo.

Un capítulo por el que todavía se entablan numerosas controversias, que motivó la escritura de decenas o cientos de libros y cuyas consecuencias, explican numerosos estudiosos, se viven todavía en este país.

Lo que pasó ese 9 de abril de 1948 dejó huellas tan profundas en todo el territorio colombiano que pareciera que Gaitán se hubiese quedado corto al decir que la normalidad tardaría 50 años en volver.

Y hay quienes creen que no volverá nunca.

Colombia

Pese al paso del tiempo, la figura de Gaitán no ha dejado de ser reivindicada en Colombia.

Colombia

La cantidad de personas que convocaba Gaitán en aquellos años no tenía comparación, como se ve en la Plaza de Toros.

A 70 años del inédito fenómeno Gaitán

Entre los tres disparos que acabaron con la vida de Gaitán, después de haber salido de su oficina en el centro de Bogotá, y la última de las muertes de esa tarde pasaron alrededor de cuatro horas.

En ese lapso, de acuerdo a las diferentes estimaciones, en la capital colombiana llegan a morir entre 500 y 2.500 personas, aunque la muerte y la destrucción se extendieron a muchas otras zonas de Colombia.

El investigador y periodista Mario Jursich señala que ese dato da cuenta de lo intensas y sangrientas que fueron las horas que duró la revuelta en la capital colombiana en la que "disparaban a todo lo que se movía".

"Esa noche se veía el cielo rojo. Se veía como una llamarada"

Margarita Rodríguez Velásquez, tenía 15 años en el Bogotazo

Meses antes de morir, Gaitán vivía entre concentraciones multitudinarias y discursos enardecidos en busca de lograr la presidencia de Colombia como representante del Partido Liberal, el histórico contendor del Partido Conservador.

"Bogotá era una ciudad y una sociedad muy compartimentada. Uno de los éxitos de Gaitán como político era que se acercaba a la gente. En ese entonces no había ningún político, sea conservador o liberal, que se aproximara a los votantes", explicó a BBC Mundo Jursich.

Colombia

Gaitán, afirman los expertos, poseía gran carisma a la hora de dar discursos.

Colombia

Francotiradores y militares disparaban a "todo lo que se movía".

El investigador presentará en los próximos días "Archivo Gaitán", una colección de imágenes del fotógrafo Luis Gaitán en la que, explica, se muestra cuán diferente era el candidato asesinado hace 70 años del resto de los políticos de la época.

"En las fotos se lo puede ver dando un discurso con una multitud de personas a su alrededor, sin ninguna clase de seguridad, barrera o policías que lo alejen de la gente", explica el editor del libro.

Jursich añade que Gaitán es el ejemplo de un hombre que se hizo a sí mismo y por eso se puede entender el gran eco en la población de su candidatura.

"Gaitán era un tipo con aspecto indígena y un tono de piel bastante oscuro. Él conscientemente uso esto para generar simpatía con el electorado. Cuando se hicieron las fotos de campaña Gaitán le pidió a su fotógrafo que lo saque lo más feo y más indio que pudiese", añade el investigador.

El pueblo debe ser tratado como niño

Una de las consecuencias inmediatas del Bogotazo fue la infantilización del "pueblo colombiano" y el cierre de filas de las élites colombianas entre las que casi se logra colar Jorge Eliécer Gaitán.

Así lo explica el escritor y ensayista Juan Álvarez, que sostiene que la revuelta de hace 70 años obligó a las oligarquías existentes a "sentir solidaridad de clase".

"Los universos conservador y liberal siempre estuvieron en riña y contienda y cuando aparece el Bogotazo se genera una especie de mandato de unificación y solidaridad ante la aparición de un tercer actor que era el pueblo violento", señala Álvarez, autor de "El Insulto" (2018), un ensayo sobre cómo las agresiones son parte de la vida política colombiana y en el que analiza los hechos del 9 de abril de 1948.

Colombia

Los principales destrozos se produjeron en el centro de Bogotá, donde funcionaban las oficinas públicas.

Colombia

El carió a Gaitán generó muestras de afecto como esta, en el interior de Colombia.

El escritor explicó a BBC Mundo que Bogotá se llegó a calmar porque entre liberales y conservadores llegaron a un pacto que al final consolidaría al Frente Nacional, un acuerdo de los dos partidos hegemónicos con el que cogobernaron Colombia 16 años (1958-1974) y que le daría vigencia al bipartidismo hasta inicios del siglo XXI.

"Entre su asesinato y la caída del sol de ese día algo ocurrió para que la gente cruzara cierto límite. La gente estaba tomando un sentido de poder, aunque no tenía claro a dónde quería llegar. Era la expresión de dolor de un pueblo ante la muerte de un hombre que sentían que iba a ayudarles", explica Juan Álvarez.

Sin embargo, lo sucedido aquella tarde de abril fue resignificado, señala el autor, como un acto de barbarie e infantilismo del pueblo descontrolado.

"Lo que queda es que el Bogotazo es fundamentalmente un hecho de irracionalidad del pueblo, un desbordamiento. Y así se justifica que al pueblo se lo debe gobernar y es infantilizado. Quedó ese relato dominante", concluye.

Estimaciones señalan que al menos 147 casas quedaron destruidas o seriamente dañadas el 9 de abril de 1948.

El Palacio de La Carrera (hoy Casa de Nariño) no llegó a ser incendiado porque la Guardia Presidencial y francotiradores salieron a disparar indiscriminadamente a la columna que se acercaba para prenderle fuego.

Colombia

Así informó el periódico liberal El Diario de la muerte de Gaitán.

Nacen La Violencia y el conflicto armado

La violencia partidaria y los magnicidios no eran algo nuevo en Colombia antes de 1948, sin embargo, desde esa tarde el enfrentamiento político adquirió nuevas dimensiones.

"El factor principal es que la muerte de Gaitán desencadenó en el periodo de violencia en toda Colombia. Fue la semilla, el germen de la violencia que luego tomó otras formas", indica Mario Jursich.

El periodista explica que con ese asesinato se multiplican enormes ataques en todo el país de los grupos conservadores contra los liberales, lo que da origen a unas guerrillas organizadas por estos últimos.

Ese periodo, que empezó a la par del Bogotazo y que concluye a mediados de los 50 es conocido como La Violencia.

Después, la desmovilización parcial de estos grupos liberales dio paso al origen de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en 1958, y así se inauguró el conflicto armado colombiano que se multiplicó con la aparición de otras guerrillas.

Colombia

La Red de Bibliotecas Públicas de Bogotá (Biblored) presenta durante todo abril una colección de fotos de Sady Gonzalez, considerado el "fotógrafo del Bogotazo".

Las FARC se mantendrían en armas por seis décadas y recién en 2018 se integraron a la política partidaria colombiana.

Otra guerrilla que surgió en ese periodo, el Ejército de Liberación Nacional, todavía no acordó el desarme, aunque se encuentra en plenas negociaciones con el gobierno en la actualidad.

"Del Bogotazo brotó todo", concluye Jursich.

La política desde la plaza

El escritor Juan Álvarez señala que la política colombiana es históricamente tan elitista que tiene ex presidentes y ex vicepresidentes que tuvieron abuelos que también fueron mandatarios y por ello Gaitán era considerado inadmisible.

"Los 10 años previos de su asesinato son un recorrido de marchas y concentraciones más grandes de las que él mismo tenía previstas. La gente se agolpaba en las plazas para escucharlo. Ese fue el gran timbre que asustó a la clase política porque lo veían en ascenso", explica el ensayista.

Colombia

Gaitán convocó a multitudes antes y después de su muerte.

Álvarez añade que Gaitán iba a ser presidente y los partidos lo tenían claro.

"No había encuestas, pero la movilización popular era elocuente. El gaitanismo era un movimiento muy organizado, con estructura de base muy potente que estaba rompiendo el esquema liberal-conservador", afirma.

Por su parte, Mario Jursich añade que, si bien Gaitán no logró romper con el muy arraigado elitismo, por su asesinato, su inédita forma de hacer política y relacionarse con la gente tuvo que ser replicada por los políticos de las siguientes décadas obligados a pedir el voto a la gente.

"Gaitán empezó a fracturar el elitismo de la política. Él creó un estilo que luego muchos políticos comenzaron a seguir", indica.

Jursich indica que el político se acercaba a la izquierda en algunas cosas, pero que tanto sus discursos como sus programas revelan que se lo puede calificar más adecuadamente como "el representante del ala izquierdista del Partido Liberal".

El país de la migración interna

Colombia era (y es) un país muy estratificado, donde el lugar donde uno vive define una posición y es reflejo de una condición socioeconómica.

Sin embargo, a la vez es el país de mayor movimiento interno en América Latina debido a los numerosos conflictos que ha atravesado en diferentes partes de su territorio.

Colombia

Diarios liberales fueron secuestrados y después reimpresos con titulares censurados.

De acuerdo al investigador Gustavo Ferregán, que analizó los efectos del Bogotazo fuera de la capital, este fenómeno se multiplica por los hechos de abril de 1948.

"No solo sucedió un Bogotazo, hubo un Cucutazo, Cartagernazo o Medellinazo. Esto provocó un desplazamiento mayor. Al desatarse la violencia en las grandes ciudades se produjo un movimiento de personas hacia otros lugares en búsqueda de seguridad", explica el investigador, quien presenta en la Red de Bibliotecas Públicas de Bogotá una exposición sobre cómo fue cubierto lo sucedido hace 70 años en los diarios de Medellín.

Ferregán señala que el asesinato de Gaitán, "la persona por la que se tenía tanta fe", hizo que muchas personas sintieran que desaparecía la esperanza y por ello gente en varias regiones de Colombia saliera a la calle con violencia y se desataran los enfrentamientos entre conservadores y liberales.

"De algún modo las personas tenían la impresión que las ciudades grandes ya no eran un lugar seguro y buscaron ubicar a sus familias en lugares alejados del conflicto. Lo paradójico es que la violencia posterior se asentó también en el área rural", concluye Ferregán.

En la colección de diarios que el investigador presenta se puede ver cómo los periódicos liberales que preguntaban por la muerte del caudillo eran silenciados.

Sus ediciones eran capturadas por la policía y después se reimprimían con los artículos "incómodos" cubiertos con cuadros negros o carteles en los que se puede leer "censurado".

Mientras que diarios conservadores fueron atacados por simpatizantes liberales, fundamentalmente en Medellín.

"Al principio los diarios en otras ciudades comenzaron a registrar la muerte de Gaitán con bastantes incongruencias. Los diarios conservadores decían que un menor con una boina verde era el que lo había matado, mientras los liberales acusaban a la policía conservadora", indica Ferregán.

Colombia

Los medios de comunicación también fueron seriamente afectados tras el Bogotazo.

Un hoyo negro en la historia de Colombia

Las hipótesis respecto a quiénes y por qué asesinaron a Gaitán se han escrito y reescrito en estas siete décadas.

Si bien el autor material del magnicidio, Jorge Roa Sierra, fue identificado y linchado, la autoría intelectual se mantiene como un misterio.

Es sabido que Gaitán era incómodo para las oligarquías a las que amenazaba con desplazar del poder, pero no se sabe de dónde vino la orden de matarlo.

Para Mario Jursich, esto es algo que se mantiene en el corazón de la vida colombiana desde hace 70 años.

"Es un país que tiene en su historia una especie de hueco negro que todavía no ha hallado una respuesta".

Juan Álvarez señala que después de ese 9 de abril se perdió la oportunidad de esclarecer dos aspectos de fondo: por qué mataron a Gaitán y cómo es posible que se viva en una democracia en la que un contendor político puede asesinarse.

"Después del Bogotazo la cantidad de candidatos asesinados no tiene parangón posiblemente en América Latina. Lo de Gaitán abre ese gran abismo que es la aniquilación del rival político y de las esperanzas de un sector de la sociedad", afirma.

Gustavo Ferregán lo resume así: "La política actual de Colombia nació el 9 de abril de 1948".

Tags Relacionados:

Colombia

Jorge Eliécer Gaitán

BBC

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada