La presidenta interina de Bolivia indicó que ante la posibilidad de que el exmandatario regrese al país, este podría ingresar pero tendrá que tener en cuenta que “tiene problemas con la justicia”. (AFP)
La presidenta interina de Bolivia indicó que ante la posibilidad de que el exmandatario regrese al país, este podría ingresar pero tendrá que tener en cuenta que “tiene problemas con la justicia”. (AFP)
Redacción EC

La presidenta interina de , , afirmó ante medios bolivianos que dentro de unos días se emitiría una orden de captura contra el exmandatario , quien se encuentra en Argentina tras haber renunciado a la presidencia debido a las manifestaciones en su contra por el resultado de las elecciones en las que él salió victorioso.

“Seguramente en estos días se va a emitir una orden de aprehensión, nosotros ya hemos hecho las denuncias correspondientes”, indicó Añez a la prensa y además señaló que ante la posibilidad de que Evo Morales regrese a Bolivia, este podía entrar al país pero tendrá que tener en cuenta que “tiene problemas con la justicia”.

Evo Morales arribó al aeropuerto bonaerense de Ezeiza, donde dijo que llegaba “fuerte y animado”. A su derecha, con sombrero, el excanciller Diego Pary. (Foto: AFP)
Evo Morales arribó al aeropuerto bonaerense de Ezeiza, donde dijo que llegaba “fuerte y animado”. A su derecha, con sombrero, el excanciller Diego Pary. (Foto: AFP)

Él tiene problemas con la justicia, entonces tendrá que enfrentar a la justicia boliviana, porque se ha cometido sedición, ha cometido terrorismo. Él en su calidad de asilo no ha respetado aquello y no nos sorprende”, manifestó la presidenta interina.

Si él tiene que venir a Bolivia, él sabe que tiene que darle respuestas al país y tiene cuentas pendientes con la justicia. Así que a ellos se tendrá que atener”, agregó.

Jeanine Áñez además aprovechó el momento para comentar sobre la cercanía que tendría Evo Morales al país al encontrarse en Argentina.

Esperamos que no provoque cedisión y terrorismo desde donde está, porque también tiene que respetar la calidad de refugio que él tiene en Argentina. Y si no es así, como lo ha hecho en México, pues haremos las acciones que sean pertinentes”, dijo Añez.

La OEA publicó la versión preliminar del informe el pasado 10 de noviembre, un documento que generó un terremoto político en Bolivia y que en pocas horas provocó un anuncio de repetición electoral por parte de Morales y su posterior renuncia forzada por los militares.

En los comicios en cuestión, celebrados el 20 de octubre, Morales salió electo por cuarta vez como presidente boliviano al imponerse en primera vuelta por un margen superior a los diez puntos según el recuento oficial a su principal rival, el exmandatario Carlos Mesa.

Miles de ciudadanos tomaron las calles de Bolivia para reclamar por las fallidas elecciones de octubre. (Foto: AFP)
Miles de ciudadanos tomaron las calles de Bolivia para reclamar por las fallidas elecciones de octubre. (Foto: AFP)

Bolivia vive una crisis política y social tras las elecciones generales del 20 de octubre, en las que Morales fue proclamado vencedor para un cuarto mandato, pero la oposición alegó fraude y encendió las calles contra el líder indígena.

Presionado por las protestas y tras perder el apoyo de las fuerzas militares y la policía, el entonces presidente se vio forzado a dimitir y partió a México denunciando un golpe de Estado, mientras sus leales lanzaron una contraofensiva que hundió en el caos a buena parte del país.

Una ley consensuada entre la oposición, de la que salió el Gobierno interino boliviano, presidido por Jeanine Áñez, y el MAS, con mayoría en el Parlamento, anuló los comicios del 20 de octubre para iniciar un proceso de urgencia hacia nuevas elecciones.