Una trabajadora sexual con mascarilla protectora, careta y guantes posa para una foto en el club donde trabaja, en medio del brote de COVID-19, en El Alto afueras de La Paz, Bolivia. (Foto referencial: REUTERS / David Mercado/ Archivo).
Una trabajadora sexual con mascarilla protectora, careta y guantes posa para una foto en el club donde trabaja, en medio del brote de COVID-19, en El Alto afueras de La Paz, Bolivia. (Foto referencial: REUTERS / David Mercado/ Archivo).
Agencia EFE

Agencia de noticias

Una trabajadora sexual quedó gravemente herida en tras ser atacada con un cuchillo de cocina por un joven de 19 años que solicitó sus servicios, un suceso que se investiga como tentativa de feminicidio y que ha sido condenado por la Defensoría del Pueblo.

El hecho ocurrió en la víspera en la ciudad de El Alto, en el barrio 12 de octubre que es considerado la zona rosa de esa ciudad vecina de La Paz, informó este lunes a los medios el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCV), Walter Lenz.

El hombre, “con un arma blanca de tipo cocina, habría apuñalado a una trabajadora sexual después de tomar sus servicios, provocándole tres heridas traumáticas penetrantes en el rostro, cuello y tórax”, dijo Lenz.

La mujer, de 45 años, fue llevada a un hospital y quedó con 35 días de impedimento, mientras que el joven recién prestó su “declaración informativa” en esta jornada, pues se encontraba ebrio cuando fue detenido, indicó el jefe policial.

El Ministerio Público imputó al sujeto por “tentativa de feminicidio” y en la audiencia cautelar pedirá su detención preventiva por cuatro meses, señaló por su parte la fiscal María Isabel Condori.

Las compañeras de trabajo de la mujer atacada fueron las primeras en asistirle cuando se produjo la agresión y evitaron que el sujeto escapara, según medios locales.

Una decena de ellas declararon como testigos del suceso y demandan que el hecho no quede impune.

“Pedimos justicia para una mujer boliviana, para una madre, para una hija, para una hermana”, dijo entre lágrimas al canal privado Unitel una trabajadora sexual de El Alto.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia expresó en un comunicado su repudio al ataque “con extrema violencia” hacia la trabajadora sexual y alertó de que la víctima quedó con “daños en el corazón y el pulmón”.

La institución exigió a la Policía Boliviana y a la Fiscalía “actuar con la debida diligencia en los actos investigativos para sancionar conforme normativa un acto que demuestra la misoginia que aún se encuentra presente” en la sociedad.

También lamentó que en los últimos meses se han registrado “diferentes casos de agresiones hacia trabajadoras sexuales” que dejan patente “la vulnerabilidad en la que se encuentran”, en particular quienes trabajan en El Alto.

“Frente a esta situación, se insta a las instituciones competentes, a nivel nacional y municipal, a que refuercen las medidas de prevención ante actos de violencia contra la mujer y que involucre la integridad de las personas trabajadoras sexuales”, indica la nota.

La Defensoría también alertó de que el país “se encuentra cerca de sobrepasar” los 113 feminicidios reportados en 2020, con al menos 101 casos hasta noviembre, por lo que urgió a “reforzar” las medidas de prevención y protección para las mujeres.

En lo que va de año ya son 102 víctimas de la violencia machista tras un reciente suceso registrado en la región sureña de Chuquisaca.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

_______________________________

VIDEO RECOMENDADO

La OMS clasifica como "preocupante" nueva variante del coronavirus y la llamará ómicron
La nueva variante B.1.1.529 del covid-19, detectada por primera vez en África austral, fue clasificada el viernes como "preocupante" por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y llevará el nombre "ómicron".

TE PUEDE INTERESAR