Una foto difundida por el gobierno del departamento boliviano de Santa Cruz el 9 de septiembre muestra las llamas que arrasan al bosque amazónico de San José de Chiquitos. (AFP)
Una foto difundida por el gobierno del departamento boliviano de Santa Cruz el 9 de septiembre muestra las llamas que arrasan al bosque amazónico de San José de Chiquitos. (AFP)

La Paz. Los registrados en de enero a septiembre de 2019 superan la tendencia de quemas de los últimos cinco años y están cerca de exceder la mayor quema registrada en el país en 2010, según datos de la ONG Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN).

En este momento vemos que ya estamos hablando de cifras elevadas, comparadas con el promedio de los últimos cinco años, se trata de un evento de gran magnitud”, explicó este lunes a Efe la directora ejecutiva de la FAN, Natalia Calderón.

De acuerdo a un reporte de esa ONG, desde enero hasta el 25 de septiembre de este año más de 5,3 millones de hectáreas fueron quemadas en todo el país, de las cuales el 73 por ciento se concentra en la región oriental de Santa Cruz, donde persisten los incendios en la Chiquitania desde hace casi dos meses.

En todo el año pasado se quemaron cerca de dos millones de hectáreas, mientras que en 2017 la cifra alcanzó a los 2,7 millones, en 2016 llegó a los 3,8 millones y en 2015 fueron 2,5 millones de hectáreas afectadas por el fuego a nivel nacional, según Calderón.

Hasta ahora es el mayor incendio de los últimos cinco años, pero hay que tomar en cuenta que cada cinco años más o menos los incendios registran eventos de gran magnitud”, explicó la directora.

Calderón sostuvo que hay dos incendios que marcaron “hitos históricos” en el país, que se suscitaron en 2004 cuando se incendiaron alrededor de 6 millones de hectáreas y en 2010 cuando se quemaron aproximadamente 10 millones de hectáreas.

La directora indicó que los incendios de este año podrían superar las cifras registradas en 2010 “hasta final de la temporada”.

Además puntualizó que los incendios en 2010 afectaron al menos 2,6 millones de hectáreas solamente de bosques y que en la presente gestión ya se quemaron 2 millones de hectáreas de bosque.

Estamos muy cerca al peor evento para los bosques en los últimos años en el país”, advirtió Calderón.

Según el informe, hasta septiembre de este año, la mayor cantidad de incendios sucedieron en Santa Cruz, donde ya ardieron 3,9 millones de hectáreas, seguido del departamento amazónico de Beni con más de 1,2 millones de hectáreas quemadas.

Los municipios más afectados son los cruceños San Matías, San Ignacio de Velasco, Charagua y Concepción.

Santa Cruz aún combate el fuego en la Chiquitania, que según datos oficiales ha arrasado al menos 1,8 millones de hectáreas de bosques y pastizales, aunque organizaciones conservacionistas hablan de más de tres millones de hectáreas afectadas.

El reporte de la FAN también expresa que el 29 por ciento de la superficie quemada este año corresponde a “áreas que se han quemado por primera vez respecto al periodo 2001-2018”.

Además, nueve áreas protegidas de importancia nacional también han sido afectadas este año por los incendios y otras 19 de protección subnacional.

Este año también se registró mayor afectación en áreas protegidas que anteriores gestiones”, añadió Calderón.

De la misma forma, se reportaron incendios forestales en cinco sitios Ramsar en Bolivia, humedales de importancia internacional, como el Pantanal boliviano, la laguna Concepción y Río Blanco.

La FAN es una ONG que trabaja en la conservación del medio ambiente y la biodiversidad del país con más de 25 años de trayectoria.

La cuantificación que hace esta organización se basa en imágenes “MODIS” por satélite, con una resolución espacial de 500 metros.

Fuente: EFE