Los simpatizantes del "No" al acuerdo de paz con las FARC celebraron tras la victoria que consiguieron en el plebiscito realizado este domingo en .

 

Con el 99,80% de las mesas escrutadas, el "No" se impone con 50,23% a el "Sí" que tiene 49,76% de votos.

Las encuestas previas al plebiscito anticipaban que el acuerdo firmado la semana pasada frente a diversos líderes de la región y el secretario general de las Naciones Unidas, sería avalado en medio del regocijo internacional por lo alcanzado.

Pero tras los resultados, los organizadores del "No" festejaban un sorpresivo resultado.

"Somos una democracia madura", dijo Francisco Santos, dirigente del Centro Democrático y promotor del "no".

Pese a los aguaceros de la jornada, los colombianos salieron el domingo a votar en el plebiscito que decidiría si se ponen en marcha los acuerdos de paz firmados hace unos días y con los que se busca dejar atrás cinco décadas de guerra que cobró decenas de miles de muertos y millones de desplazados.

Partidarios del "sí" y del "no" se congregaban por la tarde y esperaban los resultados luego de una elección tranquila y en la cual no se reportaron incidentes.

Una mirada a las cifras por regiones demuestra que lugares muy golpeados por la guerra como el Cauca, Córdoba, Magdalena, Choco y Bogotá, en donde viven muchos desplazados, la tendencia fue por el "sí". En cambio, regiones del centro del país como Antioquía, Meta y Tolina dijeron que "no".

Los analistas trataron de explicar las fallas entre las encuestadoras debido al "no" oculto que no fue reflejado y la poca popularidad de Santos.

"Este es un golpe fuerte para la gobernabilidad del presidente", dijo Héctor Riveros, un experto y abogado en comentarios a la cadena Caracol.

Casi 82.000 mesas en Colombia y el extranjero permitieron a 35 millones de votantes habilitados votar en el plebiscito. Los ciudadanos debían responder "sí" o "no" a la pregunta de si aceptan los convenios entre las FARC y el gobierno de Santos.

Tras escucharse las notas del himno nacional, las urnas se abrieron dando paso a filas de personas que llegaban con paraguas e impermeables.

Colombia sufre en mayor o menor medida los efectos del poderoso huracán Matthew que atraviesa el Caribe.

Santos fue uno de los primeros en colocar su papeleta en la Plaza Bolívar, en el centro de Bogotá, la capital.

"Acabo de depositar mi voto en este plebiscito, en esta votación histórica que espero cambie la historia de Colombia para bien. Terminar una guerra de 52 años, el camino de la paz", dijo el gobernante ante los periodistas que se agolpaban en el lugar para verlo.

"La paz nos va a llevar a un mejor futuro", agregó Santos, quien destacó la coincidencia de que en un día como hoy nació Mahatma Gandhi, uno de los más grandes líderes de la no violencia.

Para fomentar la asistencia, las campañas del "sí" y del "no" llamaron a las personas a votar. En algunos lugares se habilitó transporte público y se encontraba vigente la ley seca.

Las elecciones se desarrollaron en completa tranquilidad en todo Colombia , dijo Luis González, de la Fiscalía General de la Nación y en lugares a donde los comicios eran más o menos hostigadas por la guerrilla, los ciudadanos se manifestaron satisfechos con la calma.

El Ministerio del Interior solo reportó como incidentes el retraso del inicio de las votaciones en 82 mesas de la Guajira, por la tardanza en la llegada de los materiales debido al mal tiempo.

El senador Armando Benedetti solicitó que la votación se extendiera por lo menos dos horas en departamentos como Atlántico, Magdalena y Bolivar, donde había inundaciones, que impidieron a los ciudadanos llegar a las mesas o a los jurados abrirlas, pero el Consejo Nacional Electoral rechazó el pedido.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), la guerrilla que sigue activa y desarrolla conversaciones con el país, anunció que no realizará acciones ofensivas esta semana para favorecer las votaciones de la población, sobre todo rural.

Medios de prensa de Colombia también dieron cuenta de la votación en la Plaza Bolívar de Bogotá del ex presidente Álvaro Uribe, el principal dirigente de la campaña por el "no", y según la cual no debe amnistiarse o perdonarse a los guerrilleros ni aplicarse los acuerdos alcanzados en Cuba.

Muchos lugares en el exterior como Estados Unidos, Venezuela y Europa también abrieron las urnas y, aunque debido a los distintos horarios en algunos lugares las mismas ya se cerraron, no se darán a conocer los resultados sino hasta que se computen los de todo Colombia.

Si triunfaba el "sí", las FARC se re insertarían como partido político. Hubiera habido un mecanismo de verificación y abandono de las armas, con algunas de las cuales se erigirían varios monumentos. Hubiera habido amnistía, pero también se hubiera buscado juzgar a los responsables, tanto de la guerrilla como de los demás actores, de las víctimas causadas en la guerra.

El acuerdo de 297 páginas contempla además una mejor distribución de tierra, el combate a las drogas y la sustitución de cultivos ilícitos, la participación política de organizaciones populares y el resarcimiento a las víctimas, entre otros puntos.

Creadas en 1964, las FARC son la guerrilla activa más antigua del continente y cuentan con unos 7.000 insurgentes.

La Mesa de Diálogo para los acuerdos, iniciada en el 2012, contó con el impulso de Cuba, Noruega, Venezuela y Chile.

La víspera, y como un gesto de buena voluntad, las FARC destruyeron más de 600 kilos de explosivos y se comprometieron a declarar su activo monetario a fin reparar a las víctimas de la guerra.

Fuente: Agencias

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO

TAGS RELACIONADOS