(Foto: Twitter)
(Foto: Twitter)
Redacción EC

Tres contratistas de la alcaldía de Medellín, en , fueron vistas el pasado viernes tomándose una foto con John Jairo Velásquez, alias ‘Popeye’, conocido ex sicario de Pablo Escobar. Sin embargo, las mujeres no se imaginaron la lección que recibirían.


El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, criticó duramente a las trabajadoras a través de sus redes sociales.

Sin embargo, decidió no despedirlas.

En la tarde de este martes, el mandatario llevó a las tres mujeres al museo Casa de la Memoria a ver la exposición 'Medellín|Es', una reflexión sobre tres décadas de violencia que vivió la ciudad.

“La primera decisión que quise tomar fue echarlas ¿pero qué gano yo o la ciudad con esa decisión? Después vendrán más que hagan lo mismo”, cuestionó el mandatario.

(Foto: Alcaldía de Medellín)
(Foto: Alcaldía de Medellín)

Por eso, optó por hacer el recorrido por el museo para que las mujeres reflexionen sobre su comportamiento y se pongan en el lugar de las víctimas.

De igual forma, criticó que en ese tipo de situaciones “se ponga en lo más alto al victimario y no a las víctimas”. 

Fuente: "El Tiempo" de Colombia (GDA)

TAGS RELACIONADOS