Agencia EFE

Agencia de noticias

registró 869 muertes y 28.378 casos de en las últimas 24 horas, según informó el Gobierno este sábado, en el que se volvieron a ver aglomeraciones en zonas de ocio de las principales ciudades del país.

MIRA: Coronavirus: Brasil confía en “comenzar a vacunar a todo el mundo en enero”

El número de fallecidos por COVID-19 alcanza los 141.406 en total, mientras que el balance de contagios subió hasta 4.717.991, de acuerdo con el último boletín del Ministerio de Salud.

Brasil, principal foco de la enfermedad en Latinoamérica, es el segundo país del mundo en número de óbitos, después de Estados Unidos, y el tercer con más infectados, por detrás de EE.UU. y la India.

La tasa de incidencia es ahora de 2.245,1 casos por cada 100.000 habitantes, lo cual significa que la transmisión del virus es aún muy alta en el país, pese a la desaceleración registrada en las últimas semanas.

El índice de mortalidad se ubica ahora en los 67,3 decesos por cada 100.000 habitantes.

Las autoridades sanitarias investigan además otros 2.417 óbitos que podrían estar vinculados con la COVID-19 en este país de 212 millones de habitantes.

La cartera de Salud también señaló que 4.050.837 pacientes se han curado de la enfermedad, un 85,9 % del total de contagiados, y que otros 525.748 continúan bajo observación clínica.

Los estados brasileños con mayor número de fallecidos son Sao Paulo y Río de Janeiro, con 35.063 y 18.247, respectivamente, y en cuyas capitales homónimas volvieron a registrarse masificaciones en bares, restaurantes y playas.

También hubo una gran afluencia de bañistas al litoral de Florianópolis, capital del estado de Santa Catarina (sur), animados por las buenas temperaturas y pese a las restricciones sanitarias aún vigentes.

Los expertos epidemiológicos alertan desde hace semanas de un repunte de casos en el país, como ya ocurre en el estado de Amazonas, si la población no mantiene el distanciamiento social y el uso de la mascarilla.

En este contexto, el Gobierno de Amazonas impuso esta semana nuevas restricciones en la capital regional, Manaos, con el cierre de bares, casas de fiesta y playas ribereñas por un mes, para contener el incremento de contagios, provocado, al parecer, por las intensas aglomeraciones.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

______________________________________

VIDEO RECOMENDADO

Médicos argentinos alertan: "Estamos perdiendo la batalla" contra la COVID-19

TE PUEDE INTERESAR