El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, monta un caballo durante una manifestación de sus partidarios, en medio del brote de coronavirus, en Brasilia, Mayo 31, 2020. (REUTERS/Ueslei Marcelino).
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, monta un caballo durante una manifestación de sus partidarios, en medio del brote de coronavirus, en Brasilia, Mayo 31, 2020. (REUTERS/Ueslei Marcelino).
Redacción EC

Brasilia / Río de Janeiro [Reuters / AFP]. El presidente de Brasil, , dijo el jueves que podría haber contraído el nuevo previamente y que se realizaría otra prueba de detección de la enfermedad, después de haber arrojado negativo varias veces.

MIRA: Brasil registra 1.141 muertos por coronavirus en un día y el total de fallecidos se acerca a los 55.000

Bolsonaro ha dicho que dio negativo en dos oportunidades pero enfrenta una batalla legal para detener la publicación de los resultados de las pruebas de hospital, planteando interrogantes sobre si pudo haberse infectado.

Mientras tanto, los contagios y muertes por coronavirus siguen aumentando en Brasil, donde varios estados mantienen sus planes de reabrir la economía pese al consejo de especialistas.

En las últimas 24 horas, se registraron 42.725 nuevos casos (el segundo día con más notificaciones) y 1.185 decesos, según el balance difundido por el Ministerio de la Salud poco después de las 22H00 GMT del miércoles.

El país, de 212 millones de habitantes, acumula 53.830 muertes y más de 1,18 millones de contagios, superado en ambos casos solo por Estados Unidos.

“La curva brasileña sigue en fuerte ascenso. Todavía estamos en la primera ola, con casos confirmados y número de decesos que crecen de forma exacerbada”, apunta el investigador Domingos Alves, miembro del grupo científico Covid-19 Brasil y jefe del Laboratorio de Inteligencia en Salud (LIS) de la Universidad de Sao Paulo (USP).

El virus avanza a ritmos diferentes según la región de este país de dimensiones continentales.

Pero también ha encontrado respuestas dispares, por la división política del país.

Desde el inicio de la pandemia, el presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro consideró las medidas de aislamiento social adoptadas por los estados para frenarla como un “remedio peor que la enfermedad” debido a su impacto económico, y atribuye a alcaldes y gobernadores las pérdidas humanas y económicas de la crisis.

Estados como Sao Paulo (con más de 13.000 muertos) y Rio de Janeiro (más de 9.000), donde la enfermedad llegó primero, registraron respectivamente 284 y 142 muertos por covid-19 en las últimas 24 horas y encabezan la lista tanto de contagios notificados como de decesos.

Pero las capitales homónimas de esos dos estados iniciaron un proceso gradual de reapertura económica, después de más de dos meses de una cuarentena "tibia", que restringió las actividades comerciales pero no obligó a las personas a quedarse en sus casas.

Contiguo a Sao Paulo y Rio, el estado de Minas Gerais no descarta imponer un ‘lockdown’ para contener la escalada de casos y evitar el colapso del sistema de salud, tras una flexibilización del aislamiento social que llevó al estado a registrar un récord de 51 muertes en 24 horas.

En la región sur, que acaba de entrar en el invierno austral, la situación también empieza a agravarse. En Curitiba, capital del estado de Paraná, las autoridades advierten que el sistema de salud podría colapsar si la población no colabora.

Por su parte Manaos, capital del estado de Amazonas que vio su sistema de salud colapsado en mayo, cerró su hospital de campaña esta semana, y registró apenas ocho muertos por covid-19 en las últimas 24 horas.

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

__________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo esencial sobre el coronavirus

__________________________

VIDEO RECOMENDADO

Indígenas de la Amazonía combaten la COVID-19 o huyen de sus aldeas

TE PUEDE INTERESAR