Redacción EC

Manaos [AFP]. Ulisses Xavier está acostumbrado a tratar con la muerte. Pero en sus 16 años de sepulturero nunca tuvo que enterrar a decenas de personas en fosas comunes. El nuevo colapsó el sistema de salud de , la capital del estado de Amazonas en Brasil, triplicando el número diario de decesos.

Cuando comenzó el aumento de entierros me asusté, ahora ya me acostumbré, siento que disminuye poco a poco. Solo espero que esto pase pronto”, dice Ulisses en el cementerio público Nossa Senhora Aparecida de Manaos.

El promedio diario de muertos en la ciudad de 2,1 millones de habitantes pasó de 30 (antes de la pandemia) a un centenar. Manaos ostenta así el mayor índice de mortalidad de una capital de Brasil por coronavirus, con 6.034 contagios y más de 600 muertos hasta el viernes.

Con la llegada del COVID-19, Ulisses, de 52 años, tuvo que hacer cambios radicales en su rutina: trabaja más horas, debe usar equipo de protección para evitar contagiarse y toma todos los cuidados necesarios para no llevar la enfermedad a su casa.

Tengo miedo de llevar la enfermedad dentro de mi casa, trabajo en un área de gran riesgo de contaminación”, afirma.

Algunas jornadas, desciende los ataúdes a las fosas comunes que comenzaron a abrirse hace semanas en el cementerio, poco después de que el saturado sistema de salud no diera abasto para atender a decenas de pacientes. Varias personas simplemente fallecieron en sus casas, sin que sus familias sepan si fue de COVID-19 u otra causa.

En otras ocasiones, este hombre de mediana estatura se ocupa de cavar tumbas individuales. Después de hacer cinco, queda extenuado.

Balance mundial de la pandemia del nuevo coronavirus y mapamundi con el número de muertes por país, al 9 de mayo a las 11:00H (GMT).
Balance mundial de la pandemia del nuevo coronavirus y mapamundi con el número de muertes por país, al 9 de mayo a las 11:00H (GMT).

Ritual sagrado

Ulisses y un grupo de sepultureros, o “coveiros” como se dice en portugués, también fabrican marcos y cruces de madera, que las familias de los fallecidos compran para identificar las tumbas de sus seres queridos. Es un ingreso extra para complementar su salario.

Los marcos y las cruces, más baratos que una lápida, se pintan de celeste o azul, y a pulso Ulisses escribe con pintura negra el nombre del finado y la fecha de nacimiento y muerte.

Con el COVID-19 tuvieron que duplicar la producción: antes cada “coverio” vendía tres unidades al día, hoy seis.

Con una valentía que recuerda a la del Ulisses de la Odisea, este sepulturero atraviesa la tragedia en Manaos y asegura que no le tiene miedo al COVID-19, pese a que ya perdió algunos amigos y vecinos por la enfermedad.

Su hermano Hércules, de 53 años, sospecha que tiene síntomas del virus y ahora se saludan a través del muro que separa sus casas.

Por eso al final de un día largo, Ulisses vuelve a su hogar en bicicleta y cumple un ritual sagrado de limpieza.

Llego a casa, me saco la ropa, entro al baño, me ducho y lavo mi ropa. Solo después de eso, voy a abrazar a mi hija y a mis nietas”, cuenta Ulisses, cuya esposa se mudó temporalmente a otro lugar para no contraer el coronavirus.

____________________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

__________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus

__________________________

VIDEO RECOMENDADO

Perro robótico patrulla parques de Singapur para mantener la distancia física

TE PUEDE INTERESAR