Agencia AFP

Agencia de noticias

Fotomontajes con los retratos de los muertos por entre las nubes o en campos floridos cuelgan en las paredes de humildes hogares en Piura, la región del Perú más afectada por el coronavirus.

Así quieren recordarlos sus familiares, que aún no superan su dolor en el país más enlutado del mundo por la pandemia en relación a su población.

MIRA: El mundo llega a los 5 millones de muertos por coronavirus en casi 2 años de pandemia

En su casa en el municipio de Buenos Aires, Esmilda Alvarado, de 58 años, muestra una foto de sus padres, que fallecieron de covid-19, sobre un fondo idílico de montañas y cielo azul.

“Esta maldita enfermedad me quitó a mis padres, es una herida tan grande que no se puede borrar”, dice a la AFP llorando.

Cuenta que una nieta les contagió la “maldita enfermedad”.

“Mi madre era una mujer emprendedora, mi padre también (...) Yo fui una hija que los cuidaba, yo estaba con ellos. Hasta dejé de trabajar para cuidarlos”, relata.

Esmilda Alvarado, de 58 años, y su esposo sostienen la imagen de su madre Antonia Gómez, de 82, y su padre Rafael Alvarado, de 86, fallecidos por Covid-19, en el sala de estar de su casa en la provincia de Morropón, Piura. (ERNESTO BENAVIDES / AFP).
Esmilda Alvarado, de 58 años, y su esposo sostienen la imagen de su madre Antonia Gómez, de 82, y su padre Rafael Alvarado, de 86, fallecidos por Covid-19, en el sala de estar de su casa en la provincia de Morropón, Piura. (ERNESTO BENAVIDES / AFP).

Antes de la irrupción del coronavirus, Piura, a unos 1.000 km al norte de Lima y fronteriza con Ecuador, era famosa por sus soleadas playas, su pesca, su desierto rico en minerales y su variada producción agrícola en áreas bañadas por ríos.

Pero luego se tornó el epicentro de la pandemia en un país que tiene la mayor tasa de mortalidad en el mundo, con más de 6.070 fallecidos por cada millón de habitantes, según un recuento de la AFP en base a datos oficiales.

En comparación, el vecino Chile tiene 1.973 muertos por cada millón de habitantes, Brasil 2.854, Estados Unidos 2.240 y México 2.228.

En el tope del ránking

Rosa Elías de Montalbán, de 65 años, enviudó tras la muerte de su marido por covid y en su pequeño hogar ha colgado un fotomontaje que lo muestra con dos grandes alas celestes, como si fuese un ángel.

Isabel Acuña, reflejada en el espejo, posa para una foto junto a una pancarta con la foto de su suegro Martín Huiman, quien falleció a causa del Covid-19 en Morropón, Piura. (ERNESTO BENAVIDES / AFP).
Isabel Acuña, reflejada en el espejo, posa para una foto junto a una pancarta con la foto de su suegro Martín Huiman, quien falleció a causa del Covid-19 en Morropón, Piura. (ERNESTO BENAVIDES / AFP).

“Lo conservo porque ahí lo veo todos los días y sigue aquí en la casa, como si él estuviera vivo”, dice sin poder contener las lágrimas.

Con 33 millones de habitantes, Perú acumula 2,2 millones de casos y 200.246 muertos por covid-19 el 31 de octubre, casi 12.000 de ellos solo en la región de Piura.

Perú subió al tope de este triste ránking mundial debido a altas tasas de pobreza (30%) y trabajo informal (80%), así como por la superpoblación de las viviendas y el precario sistema de salud, según expertos. Muchos peruanos no respetaron la cuarentena obligatoria por la necesidad de salir a trabajar para poder sobrevivir.

Un estadio-hospital

A los vestuarios del estadio ‘Campeones del 36′ no ingresan futbolistas desde hace casi 20 meses.

“En el contexto de la pandemia tuvimos que tomar los camerinos y otros ambientes más [del estadio] para acondicionar un hospital de contingencia” en Sullana, segunda ciudad más poblada de Piura, explica el médico infectólogo Luis Alfredo Espinoza mientras recorre el recinto con un equipo de la AFP.

Cuando el año pasado colapsó la atención en los centros de salud de Sullana, de 230.000 habitantes, el ministerio de Salud habilitó este hospital de emergencia.

Debajo de las tribunas se instaló una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y áreas de hospitalización para 240 pacientes con covid-19.

Personal sanitario se prepara para inocular a un hombre con una dosis de la vacuna AstraZeneca / Oxford contra el COVID-19 en el distrito de Buenos Aires, provincia de Morropón, en Piura. (ERNESTO BENAVIDES / AFP).
Personal sanitario se prepara para inocular a un hombre con una dosis de la vacuna AstraZeneca / Oxford contra el COVID-19 en el distrito de Buenos Aires, provincia de Morropón, en Piura. (ERNESTO BENAVIDES / AFP).

En la UCI de 16 camas los enfermos están conectados a tanques de oxígeno. Sobre una mesa hay una pequeña estatua de la Virgen de Fátima y una Biblia abierta.

“No podía respirar, parece que mi pecho sonaba como un pito. Me encomendé a mi Padre celestial” y “he ido mejorando”, cuenta una paciente, María Magdalena Yarleque, de 57 años. Aunque tenía las dos dosis de la vacuna, contrajo el virus junto a otros seis familiares.

Frente a uno de los arcos del estadio fueron instalados tres altos tanques de almacenamiento de 13.000 litros de oxígeno, que escaseó en Perú durante las fases más agudas de la pandemia.

Hasta agosto este hospital de emergencia estaba repleto, pero ahora hay camas desocupadas pues desde mayo los contagios vienen cayendo en todo el país. Piura intenta regresar a la normalidad pero aún no hay muchos turistas y las clases presenciales solo han sido retomadas de manera parcial.

Casa por casa

“Ya he vencido a la enfermedad, gracias a Dios. Agradezco a los médicos del hospital”, dice a la AFP Segundo Calderón, un productor de mangos de 69 años que recibió el alta después de un mes de internación, y que ahora intenta olvidar la pesadilla.

Pero los médicos y responsables de salud no bajan la guardia y buscan avanzar rápidamente en la vacunación.

“En los últimos 15 días se ha registrado un incremento por la variante delta. Se avecina la tercera ola”, advierte el doctor Espinoza.

Patronila Paz sostiene la imagen de su padre José Paz, de 64 años, fallecido a causa del Covid-19 en la provincia de Morropón, Piura. (ERNESTO BENAVIDES / AFP).
Patronila Paz sostiene la imagen de su padre José Paz, de 64 años, fallecido a causa del Covid-19 en la provincia de Morropón, Piura. (ERNESTO BENAVIDES / AFP).

Brigadas sanitarias integradas por enfermos con trajes de bioprotección celestes recorren uno a uno los caseríos, preguntando si hay mayores de 23 años para vacunar. Solo un 28% de la población ya tiene las dosis requeridas de la vacuna.

“Lo que estamos dando prioridad es a la vacuna. La vacuna es la única forma de estar protegido contra el covid”, insiste el doctor Oscar Berru Vargas, que dirige la campaña de vacunación en el empobrecido municipio de Buenos Aires.

Hasta ahora Perú ha vacunado con dos dosis a 15,2 millones de personas, el 54% de la población mayor de 12 años.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

__________________________________

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?
¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China? null

TE PUEDE INTERESAR