Los pacientes del dengue reciben tratamiento en el hospital de Nemby, Paraguay. (Foto: Archivo/AFP).
Los pacientes del dengue reciben tratamiento en el hospital de Nemby, Paraguay. (Foto: Archivo/AFP).
Redacción EC

Bogotá. [EFE]. América debe adoptar con urgencia medidas para minimizar las consecuencias del dengue, una enfermedad común en la región que ya deja 156 muertos en lo que va de este año, y la incidencia del nuevo , que en tres semanas desde que se reportó el primer caso, ya suma más 120 fallecidos.

En un reciente informe, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió que la región enfrenta la “peor epidemia” de dengue en la historia del continente.

Se estima que el 2020 mantendrá una elevada incidencia para toda la región. El primer semestre es muy complejo para el cono sur y hemos iniciado el año con situaciones de alta transmisión en Paraguay, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Honduras, México y Perú”, dijo Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la OPS.

Este año ya se han reportado 661.818 casos de dengue y 1.820 han sido diagnosticados con dengue grave o hemorrágico.

“Después de dos años de baja incidencia 2017 y 2018, tuvimos un año 2019 con 3,1 millones de casos de dengue, la mayor cifra en la historia”, explicó Marcos Espinal.

Respuesta urgente

El dengue es una de las principales causas de hospitalización de niños y adultos con una alta incidencia en regiones con climas tropicales, enfermedad que se transmite con la picadura del mosquito Aedes Aegypti y que también causa otras epidemias como el chikungunya, la fiebre amarilla y el virus del zika.

A medida que el COVID-19 se sigue extendiendo en América -ya se contabilizan casi 7.000 casos- urge que los Gobiernos americanos den una respuesta conjunta para evitar una “sobrecarga de los sistemas de salud”, advirtió Carlos Serrano, consultor sobre seguros y sistemas de salud.

La diferencia de América y en especial de Latinoamérica con otras regiones es que las enfermedades transmisibles tienen una incidencia mayor. En muchas ocasiones “tanto el sistema de salud como la población no han logrado frenar el avance de este tipo de epidemias (...) lo que pone en duda hasta qué punto está preparada la región para enfrentar una pandemia”, como lo es el coronavirus, afirmó Serrano.

Para el experto de la OPS, “es importante que la población siga las recomendaciones de las autoridades y de los profesionales de la salud para protegerse de ambas enfermedades (...) y saber cuándo concurrir al centro de salud para no sobrecargar los servicios”.

Espinal también destacó que es “necesario la preparación del sistema de salud” para “manejar adecuadamente a los pacientes desde la atención primaria” y así evitar un aumento desmedido de los casos.

Ambos expertos coinciden en que el dengue y el coronavirus se pueden enfrentar tomando las mismas medidas, que en el caso del dengue se debe centrar en principio en la eliminación de criaderos del mosquito trasmisor.

Para el directivo de la OPS, “el lavado de manos, controlar la tos, evitar contacto estrecho con personas con síntomas, seguir recomendaciones de aislamiento social en cada país, entre otras”, son medidas fundamentales que debe adoptar la población.

(Foto: AFP)
(Foto: AFP)

Casos de dengue en aumento

Hasta el mes de febrero de este año se habían reportado 629.000 casos de dengue, es decir, un aumento del 68 % frente al mismo periodo de 2019.

Por regiones, en lo que va de este año los países del cono sur son los más afectados por el dengue con un reporte de 522.331 enfermos y 104 muertos. Solo en Brasil se han reportado 337.243 casos y 58 decesos; en Paraguay 184.434 y 46 fallecidos; Argentina 648 y Chile solo 4.

En 2019 esta región finalizó el año con 2.241.974 casos y 798 muertos.

Le sigue la zona andina con 89.219 contagios y 37 muertes. Bolivia ha reportado 45.787 casos y 12 fallecidos; Colombia 31.010 y 10 muertos; Ecuador 2.330; Perú 1.577 y 11 decesos; y Venezuela 1.871 casos y 4 víctimas mortales. El total de enfermos en 2019 fue de 185.320 y 172 fallecidos.

México y Centroamérica con 46.594 casos y 14 decesos, en 2019 hubo 672.168 contagios y 486 muertes.

En el Caribe se contabilizan 5.443 enfermos y un fallecimiento, mientras en 2019 hubo 16.557 casos y 78 muertos, mientras que Estados Unidos tiene 51 reportes este año frente a los 1.158 de 2019.

Diferenciar los síntomas

Los síntomas del dengue son fiebre alta, dolores musculares, vómito y diarrea. Estos malestares no son respiratorios.

En cambio, el coronavirus causa tos seca, fiebre, dificultad respiratoria y dolor general, pero “descartar si es una enfermedad u otra es siempre una labor médica”, indicó el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la OPS.

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus hace temer un desastre sanitario en Venezuela. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR