Corrupción K: los Kirchner "tenían bóvedas" (Foto: AP)
Corrupción K: los Kirchner "tenían bóvedas" (Foto: AP)
Redacción EC

En su extensa declaración como imputado arrepentido en el caso Corrupción K, Claudio Uberti, ex director del organismo de concesión de obras viales durante la presidencia de de Néstor Kirchner, hizo un relato pormenorizado de diferentes situaciones que vivió entre 2003 y 2007 con Néstor y .

Uberti relató que compartió varias entregas de dinero de sus recaudaciones de "coimas" con Daniel Muñoz, ex secretario privado de Néstor Kirchner. Sabía que si el "paquete era chico" debía "llevarlo al despacho de Balcarce"​, en referencia a la Casa Rosada.

Claudio Uberti dijo también que ambos ex presidentes (Néstor y Cristina Kirchner) sabían de la existencia de las valijas con dinero y que el destino final eran unas bóvedas en la casa en Río Gallegos de la pareja presidencial. También habló de otro emblema de los Kirchner: el hotel " Los Sauces ".

En su testimonio señala que en una oportunidad vio más de veinte maletas en el departamento de Recoleta que tenían como destino las bóvebas delos Kirchner instaladas en Río Gallegos.

"Las valijas tenían por destino la casa de Néstor y Cristina Kirchner en Río Gallegos", dijo y explicó que el dinero era llevado a ese domicilio "porque era donde se encontraban bóvedas que (Kirchner) había comprado al Banco Hipotecario".

Por otro lado, según el ex titular del Órgano de Control de Concesiones Viales (Occovi), Néstor le pidió que interviniera para que un empresario ayudara a Cristina Kirchner en la construcción del lujoso hotel, aunque el entonces mandatario lo calificó de "esa poronga" (sic).

Según Uberti, el diálogo ocurrió durante un vuelo a Nueva York "años después". Allí, Néstor Kirchner le pidió que arreglara con el empresario Juan Carlos Relats, que murió hace cinco años, una manera de conseguir "plata en blanco" para la obra. 

"En la campaña 2003 estuve alojado en el Hotel Panamericano, allí Relats prestaba la habitación gratis. Años después, en un viaje a Nueva York, yo coordinaba la agenda del ministro De Vido con los empresarios, y estábamos por aterrizar y viene Néstor Kirchner y me planta un cachetazo. Me dijo 'vos sos un pelotudo, porque sos amigo del negro Relats y Cristina está haciendo una construcción en Los Sauces y necesita plata blanca. Decile a Relats que vaya a Calafate'. Y le dijo a Cristina 'él nos va a solucionar el problema del blanco que necesitas y le vamos a enchufar esa poronga que vos estás haciendo'. Ella dijo que lo que estaba haciendo era lo más maravilloso del mundo".

Fuente: Con información de La Nación de Argentina, Clarín y  Agencias