Venezuela. Le leche para los bebés es uno de los productos que no se encuentran en los supermercados. (Foto: AFP)
Venezuela. Le leche para los bebés es uno de los productos que no se encuentran en los supermercados. (Foto: AFP)

Cuando Laurely se enter de que iba a tener trillizos, un grupo de apoyo en WhatsApp le sirvi de terapia. Superada la depresin, ahora tambin es su principal herramienta para conseguir paales y leche en Venezuela.

En la aplicacin de mensajera, junto a amigos y familiares, Laurely revisa tres grupos varias veces al da. Uno se llama SOS Paales. Otro Trillizos y Ms y el tercero Mltiples.

En tiempo de crisis y desabastecimiento de productos bsicos en Venezuela, la economa colaborativa y el trueque se han convertido en algo fundamental. Sobre todo para muchos padres.

No nos conocemos entre nosotras, le dice Laurely a BBC Mundo sobre el grupo SOS Paales, compuesto por 172 personas.

Hace pocos das fue rpida al contactar a otra madre que ofreca un paquete de 16 paales. A cambio, entregar un bote de leche de frmula que no toman ya Cristian, Ricardo y Victoria, los trillizos de casi dos aos que junto a ngel, de cinco, componen la familia numerosa.

Que tengan diarrea es nuestra peor pesadilla, comenta Jorge. No solo lo dice por el problema mdico, sino por el logstico, por el gasto de paales que supone.

Encontrar arroz, azcar o harina de maz es casi imposible en los supermercados de Venezueladebido al desabastecimiento por el descenso de la produccin y por una reduccin de importaciones gubernamentales provocada, sobre todo, por la cada de los precios del petrleo.

El gobierno asegura que existe una guerra econmica por parte del sector privado y los pases extranjeros.

Pero la situacin es especialmente grave para paales o la leche de frmula. Y es an mayor fuera de Caracas.

El gobierno no respondi a la peticin de BBC Mundo de hablar con los responsables de la Gran Misin de Abastecimiento Soberano, encargada de la distribucin de productos bsicos, ni con la Superintendencia de Precios Justos.

►Venezuela: Contralora abre investigacin contra Capriles

- La bsqueda -

Es lunes y es el da que a Jorge le toca comprar a precio regulado por su nmero de cdula. Son las 6:00 de la maana y comienza una ruta por los supermercados de Caracas.

Si no hay fila, es seal de que no hay nada a precio regulado. El gobierno fija unos precios protegidos para productos bsicos, pero la gran demanda y escasa oferta los vuelve artculos de lujo a los que es difcil acceder.

Qu hay?, pregunta Jorge en una farmacia donde unas decenas de personas esperan. Detergente, contesta la dependienta en la puerta con displicencia y cara de lunes. A su lado, un joven de la Guardia Nacional con las manos en un fusil tampoco expresa nada.

Jorge tambin encuentra sonrisas. Aunque sean cnicas. En otro supermercado, el cajero re cuando le pregunta si hay o llegarn paales. La cuestin le resulta ingenua. Hace 15 das llegaron por ltima vez, le dice amable.

Jorge lleva bajo el brazo una carpeta con la partida de nacimiento de los trillizos. Es requisito indispensable para acceder a los dos paquetes a los que un pap o mam tiene derecho. Cuando hay.

Pero, mire, es que yo tengo trillizos, argumenta Jorge con lgica.

En ese caso, la respuesta que obtiene por parte del gerente de la tienda es que el sistema no permite vender ms cantidad. Quedar a decisin del gerente y/o del guardia nacional que custodia el supermercado ser o no flexible.

Laurely ha tenido experiencias encontradas. Un militar le permiti llevarse tres botes de leche de frmula, aunque eso le costara los insultos de otros integrantes de la fila.

En otra ocasin, una soldado le neg la compra porque solo portaba las fotocopias de las partidas de nacimiento, no los originales.

El sistema, que incluye un detector de huellas dactilares, no contempla que unos padres con trillizos necesitan el triple que los que tienen solo uno.

►Venezuela: Periodista opositor fue trasladado a nuevo penal

- 3 en lugar de 5 -

Cuando supieron que estaban embarazados y de trillizos, Jorge y Laurely recolectaron la mayor cantidad posible de paales. Ahora, estiran al mximo su uso. Si un nio suele usar 5 paales por da, los trillizos emplean 3 y si solo hay orina se espera a que haya evacuacin mayor.

Jorge no conseguir tampoco este lunes paales ni leche. Al menos logr dos botes de mantequilla y dos sobres de pasta que comparte con su hermana. Como ella tiene una discapacidad, se han ahorrado una fila que para el resto ha durado horas.

Peor le fue la semana anterior. Regres con apenas una pastilla de jabn y muy frustrado. Uno se pregunta si todo lo que ha trabajado, estudiado, invertido en educacin sirve para tener que estar una maana entera buscando para lograr una pastilla de jabn. Es humillante, dice. Ya se est planteando dejar Venezuela.

Jorge es ingeniero de sistemas, pero est desempleado. La familia numerosa vive ahora de ahorros y del trabajo de Laurely, que dirige una clnica de odontologa.

Son profesionales que deberan integrar una clase media o media alta, pero a los que la crisis los ha golpeado.

A veces espero que los nios acaben de comer y me como lo que sobra, cuenta Jorge. Recuerda cmo con su primer hijo, con ngel, todo fue diferente. Hace cinco aos ya se empezaba a ver la escasez, pero se encontraba al final de todo.

►Venezuela: Operativo militar en mercado deja casi 400 detenidos

- Por unidad -

La situacin es an ms complicada para gente de clases ms populares. En el hospital Materno Infantil del popular barrio de El Valle, madres y parejas jvenes aguardan su turno.

Compramos paales por unidad a 400 bolvares, cuenta un joven padre mientras sostiene al beb de 6 meses al que ya le dan leche completa con crema de arroz, algo desaconsejable porque su estmago an est en fase de formacin.

Un bote de leche de frmula puede alcanzar los 10.000 bolvares en los bachaqueros, como se conoce a los revendedores de productos.

Seran unos $10 al cambio del mercado negro. Un salario mnimo en Venezuelaes de 22.576 bolvares. Muchos tambin reciben un ticket de alimentacin de 42.480.

En el populoso barrio de Petare, donde se puede encontrar de todo en la reventa a precios elevados, la leche y los paales estn, pero se ocultan ante el temor a las autoridades, que tratan del combatir el bachaqueo.

►Venezuela: Cae familia que asalt a equipo de ftbol

- Un buen negocio -

Jorge entonces se desplaza a La Guairita, otra zona de Caracas. En la acera, decenas de puestos de DVD pirateados esconden ms productos. Jason regenta uno de camisetas de ftbol de los mejores equipos europeos. Pero si se le pregunta, tambin ofrece leche y paales.

Un bote de 900 gramos de leche a 10.000 (bolvares) y los paales de 32 unidades a 15.000, informa y presume del mejor precio de la zona.

Un paquete de 32 paales cuesta a precio regulado poco ms de 700 bolvares. Barato, pero casi imposible de encontrar.

Por lo tanto, el negocio de los paales para Jason es mucho mejor que el de la venta de una camiseta falsa del Manchester United.

Y cuntos paquetes puedes conseguir?. Los que quieras, dice. Jason no parece tener los problemas de acceso que sufren Jorge y la mayora de padres.

Jorge no compra. Prefiere seguir apostando al trueque a travs de WhatsApp, donde conocieron a Oriana, otra madre de trillizos, que les ha regalado la ropa que ahora llevan Cristian, Ricardo y Victoria.

Para los bebs no sirven los sustitutos alimentarios que han ingeniado los adultos durante la crisis en Venezuela, como cambiar la harina por la yuca.

Dar al beb el agua donde se cocieron los spaghetti con un poco de azcar es una solucin que dicen usar los ms humildes.

►Venezuela repudia crticas de EE.UU. por fecha de revocatorio

Para los paales tampoco hay muchas alternativas. Se reutilizan y se buscan los de tela lavables. La prima de Laurely le recomienda por WhatsApp otra solucin: Yo tengo al nio todo el da desnudo.

Fuente: BBC

ESTE VIDEO TAMBIN TE PODRA INTERESAR

Venezuela: Obstaculizar revocatorio es una decisin suicida

[embed:1933582]

LAS LTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO

TAGS RELACIONADOS