EE.UU. no sanciona a Venezuela por pedido de la oposición
EE.UU. no sanciona a Venezuela por pedido de la oposición
Redacción EC

Washington, AP

El Gobierno Estadounidense dijo el jueves a una comisión del Senado que considera prematuro sancionar a funcionarios del gobierno de Venezuela denunciados por presuntas violaciones a los derechos humanos.

Voceros del Gobierno de Estados Unidos aseguraron que integrantes de la coalición opositora en Caracas (la Mesa de la Unidad Democrática-MUD), que negocia hace un mes con el gobierno de Nicolás Maduro, así se los han pedido.

"Nos han pedido no trabajar en ellas en este momento", dijo la subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, quien rehusó identificar a los líderes opositores, pero reconoció que otro sector de la oposición sí es partidario de aplicar sanciones. "Hay una diversidad de opiniones. Ciertamente reconozco eso".

Desde que se han iniciado las marchas estudiantiles en Venezuela, el Gobierno Estadounidense ha llamado al diálogo entre el gobierno y la oposición para resolver el conflicto político y los problemas de Venezuela.

Jacobson dijo semanas atrás que "es sumamente importante en este momento no solo que las personas hablen entre sí, sino que comiencen a lograr un espacio político mayor para aquellos que no lo han tenido".

Un proyecto de ley presentado en abril, que aún no ha sido discutido en las comisiones, pide al gobierno del presidente imponer sanciones como la revocación de visas y el congelamiento de activos en Estados Unidos a violadores de derechos humanos durante las protestas que han dejado 41 muertes en el país sudamericano.

El senador demócrata por Nueva Jersey Bob Menéndez, autor del proyecto de ley, respondió que le gustaría escuchar directamente de líderes opositores en Venezuela por qué se oponen a sancionar con revocación de visas y congelamiento de activos

"Lo encontraría increíble, pero si eso es lo que ellos quieren...", dijo Menéndez, quien preside la comisión.

El principal republicano en la comisión, el senador por Tennessee Bob Corker, dijo que él solicitó la audiencia para entender mejor la situación en Venezuela, y adelantó que se analizará con su equipo el proyecto de ley.

La opinión de Corker se perfila como crucial en medio de un calendario del Senado que prevé dos recesos antes de las vacaciones primaverales de agosto: la última semana de mayo y la primera de julio.

En contraste, una caravana de venezolanos partió de Miami hacia Washington para pedir al Congreso y al presidente Barack Obama que imponga sanciones al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

"Tenemos un solo objetivo, que es pedir las sanciones al gobierno dictatorial de Venezuela", manifestó a la Associated Press Ernesto Ackerman, uno de los organizadores del viaje. "(Lo que pedimos) es la aplicación personal (de sanciones) a personas que están pisoteando los derechos de Venezuela, no sanciones al pueblo deVenezuela".

Human Rights Watch denunció el lunes que jueces y fiscales reiteradamente hicieron caso omiso a indicios evidentes de abuso padecidos por detenidos pese a que las fuerzas del orden venezolanas recurrieron de manera sistemática al uso ilegítimo de la fuerza durante las protestas.