Agencia EFE

Agencia de noticias

La polarizada campaña electoral de tiene su desenlace este domingo con la repetición de las elecciones generales anuladas el año pasado por acusaciones de fraude, que desataron una grave crisis política y la salida abrupta del país del expresidente tras cerca de 14 años en el poder.

MIRA: “Fue una desgracia para Bolivia”: Mario Vargas Llosa espera que “no gane” el delfín de Evo Morales

Pese a que Evo sigue fuera del país y por primera vez en 18 años no es candidato a presidente, la campaña gira en torno a él y a su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), que intenta recuperar el poder frente a un abanico de opciones de centro y de derecha que quieren consolidar el cambio de signo político en Bolivia.

GOBIERNO ELECTO

Los comicios bolivianos están pendientes desde la anulación de los celebrados en octubre de 2019, en los que Evo Morales fue declarado vencedor para un cuarto mandato consecutivo entre denuncias de fraude a su favor, que son investigadas penalmente y que él niega.

Irregularidades como el repentino cambio de tendencia en el recuento preliminar, que pasó de prever una segunda vuelta a dar el triunfo en primera ronda a Morales, desataron uno de los mayores conflictos en la historia boliviana reciente.

La salida de Morales dejó un vacío de poder, pues con él también dimitieron quienes podían sucederle constitucionalmente, hasta que luego de dos días, la entonces senadora Áñez activó un mecanismo sucesorio y asumió la Presidencia interina con el aval del Tribunal Constitucional.

La perspectiva era celebrar los comicios el 3 de mayo, pero sobrevino la pandemia de la covid-19 y la fecha se movió primero al 6 de septiembre y luego al 18 de octubre, en medio de protestas del MAS, que acusó a Áñez de usar la crisis sanitaria para prorrogarse.

La decisión de quién gobernará Bolivia durante el próximo quinquenio está en manos de 7.332.925 bolivianos habilitados para votar.

Los favoritos según las encuestas son Luis Arce, exministro de Economía de Morales, el expresidente Carlos Mesa y el exlíder cívico Luis Fernando Camacho.

CRISIS ECONÓMICA

Una de las principales misiones del ganador será afrontar el golpe de la pandemia contra la economía boliviana, que registró una caída del 7,9 por ciento de enero a julio y se prevé que cierre el año con un descenso de 6,2 por ciento.

El déficit superó los 2.800 millones de dólares en el primer semestre, una cifra que estaba prevista para todo el año, y el desempleo subió al 11,8 por ciento, datos negativos atribuidos a la cuarentena que rigió en Bolivia desde finales de marzo hasta agosto incluido.

El Ejecutivo interino apeló a créditos internos y externos para cubrir las carencias y paliar la situación con medidas como ayudas sociales y planes de generación de empleo.

En esta enconada contienda sus protagonistas han dejado en las últimas semanas variadas, polémicas e incluso cómicas frases que puede leer en la siguiente galería.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

____________________________

VIDEO RECOMENDADO

Elecciones en Bolivia: ¿Qué le espera al país en los comicios del próximo 18 de octubre?

Elecciones en Bolivia: ¿Qué le espera al país en los comicios del próximo 18 de octubre?

TE PUEDE INTERESAR