¿Por qué Evo Morales ganará tan fácil la reelección?
¿Por qué Evo Morales ganará tan fácil la reelección?
Redacción EC

ganará su segunda reelección (la primera, según la “interpretación auténtica” de la Constitución boliviana) el próximo domingo con una difenencia de más de 40 puntos. Será la tercera elección en la que se impondrá en primera vuelta. 

Así, el país que tuvo hasta tres presidentes entre el 2003 y el 2005 (año en que Morales ganó por primera vez) experimenta una estabilidad política de nueve años. Y el contexto económico es inmejorable, con exportaciones que han pasado de US$600 millones en el 2005 a US$5.400 el año pasado. Y con una proyección del crecimiento del PBI del 6,5% para el 2014. 

A continuación, le explicamos en 4 puntos la actual coyuntura política boliviana.  

1) ¿POR QUÉ EVO MORALES GANARÁ TAN FÁCIL?

Tanto el sociólogo y analista político boliviano Jorge Komadina como el politólogo de ese país Marcelo Silva coinciden en que la bonanza económica es el pilar de la fácil reelección del mandatario. 

“La economía se ha fortalecido y los bolivianos se sienten bastante optimistas y confiados en el futuro. Creen que, efectivamente, se han beneficiado de este buen momento económico”, señala Komadina.

“El Gobierno ha tenido la suficiente holgura para establecer políticas públicas basadas en transferencias económicas directas hacia sectores vulnerables como los adultos mayores, los niños y las mujeres embarazadas”, remarca Silva.
 
Otro aspecto que destacan ambos analistas tiene que ver con la personalidad del mandatario. Indican que su liderazgo ha permanecido fuerte a pesar de los conflictos sociales. 

2 ¿POR QUÉ LA OPOSICIÓN ESTÁ TAN DEBILITADA?

Según la última encuesta publicada esta semana, Morales le lleva 46 puntos de ventaja a su rival más cercano. 

Silva sostiene que el gran error de la oposición fue no ir con una candidatura única, algo que provocará la fragmentación de los votos entre quienes rechazan la gestión del jefe de Estado. 

“La oposición tampoco ha presentado una propuesta alternativa al denominado proceso de cambio que ha embanderado Morales. La oposición simplemente se ha limitado a proponer algunos retoques al mismo proyecto que presenta el oficialista ”, sentencia Silva.

3 ¿QUÉ DIFERENCIAS EXISTEN ENTRE EL EVO MORALES DEL 2005 Y EL ACTUAL?

Silva y Komadina coinciden en que Morales ha pasado de polarizador a conciliador. 

“El programa del 2005 enfatizaba mucho el tema de la autonomía indígena, el socialismo comunitario y el socialismo del siglo XXI. Estos tópicos ya no aparecen en el discurso actual... Hoy tiene un programa inclusivo que abarca incluso a los sectores empresariales. Estamos ante un discurso que ya no pretende la construcción de un socialismo del tipo venezolano”, indica Komadina.

“En el 2005 la oposición era muy fuerte y estaba anclada en la denominada media luna [los departamentos de Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija]. Entre ese año y el 2009 el país vivió muy polarizado. El MAS se volvió autoritario para sobrevivir. Al final derrotó a sus opositores... Del 2009 al 2014 Morales estableció una hegemonía política muy nítida y se volvió concertador. Incluso hoy la media luna ya no existe y el empresariado de Santa Cruz es uno de los más emocionados activistas de la reelección. Y en el nuevo período Morales será más concertador, porque probablemente necesi-te hacer una reforma a la Cons-titución para ir a una reelección indefinida”, asevera Silva. 

4 ¿CUÁLES SON LAS DEBILIDADES DE MORALES?

“Una debilidad es la persistencia en un modelo económico exportador, extractivista y rentista que ha dado hasta ahora buenos resultados, pero que no se sostiene en el tiempo. Bolivia sigue siendo un país extremadamente dependiente de los precios de materias primas. El Gobierno no ha dado pasos para construir una economía de base ancha, fomentando la producción al margen del Estado. Otra debilidad tiene que ver con la corrupción. Hay denuncias que todavía no han sido esclarecidas. La seguridad ciudadana también es una asignatura pendiente. Y, por último, siendo un Gobierno que se dice indígena, ha dividido a este sector y ha postergado sus demandas”, puntualiza Komadina.