Redacción EC

La Paz. La región de Oruro, en el oeste de , registró este sábado un ola de violencia con más de 30 heridos en enfrentamientos entre afines y contrarios al presidente del país, Evo Morales, y denuncias de agresiones sexuales y vejaciones, además de haber sido incendiada la casa del gobernador.

Los incidentes comenzaron por la mañana hora local cuando una caravana de autobuses procedentes de otras regiones bolivianas como Potosí y Chuquisaca fue “emboscada” en la carretera de Ouro hacia La Paz, a donde se dirigía para unirse a manifestaciones de protesta contra el mandatario.

Los informes de centros sanitarios suman 32 heridos de distinta intensidad atenidos en Oruro, la capital de esta región andina homónima .

Una joven sin identificar relató que varias chicas fueron vejadas sexualmente por quienes atacaron la caravana, supuestamente partidarios del presidente Morales, dejándolas desnudas después de golpearlas, y reportó la desaparición de dos de ellas, aunque luego aparecieron sin haber sufrido daños.

La denunciante calificó de “asesino” al presidente boliviano y entre sollozos dijo que los agresores “querían destruirnos”.

Algunos de los heridos relataron que fueron retenidos y humillados desnudándolos, haciéndoles tumbarse en el suelo y obligándolos a corear consignas contra líderes opositores mientras eran grabados en video, hasta que los rescató la Policía.

Periodistas que acudieron al lugar de estos hechos, la localidad rural de Vila Vila, para informar de los incidentes también denunciaron haber sido objeto de agresiones.

El líder del Comité Cívico Potosinista, Marco Pumari, calificó de “cobarde” la agresión en la que fueron emboscados los autobuses, de la que responsabilizó a funcionarios del Gobierno regional y a campesinos a los que al parecer, dijo, armaron para atacar la caravana con “dinamita”, gases, piedras y palos.

Pumari denunció ante los medios que fue un ataque planificado y culpó de la violencia a Evo Morales, por haber enviado supuestamente a seguidores suyos “a matar a los bolivianos”.

“Va a saber qué somos”, advirtió, al señalar de otros setenta autobuses se dirigen a La Paz con mineros y universitarios contrarios al mandatario.

Cooperativistas mineros anunciaron que este domingo unos 2.500 compañeros de Potosí partirán hacia La Paz.

La casa del gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales, fue incendiada esta tarde, presuntamente por manifestantes opositores.

Según videos publicados por militantes del MAS y pobladores de Oruro, un grupo de personas saqueó e incendió la casa.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia instó al Ministerio Público a investigar “las versiones sobre la retención de un grupo de muchachas por parte de bloqueadores (...), quienes denuncian abuso sexual, así como del despojo de ropa y pertenencias a jóvenes que se trasladaban a La Paz”.

Estos actos vandálicos se registran en medio de la sublevación de varios grupos de policías en el país entre la noche del viernes y este sábado, en desacuerdo con la actuación del presidente Morales en la crisis desencadenada s tras las elecciones del 20 de octubre, en las que fue proclamado vencedor para un cuarto mandato.

La oposición y movimientos cívicos denuncian que hubo un fraude electoral, por lo que exigen la renuncia del mandatario y la convocatoria de nuevas elecciones.

Las protestas desde el día después de los comicios dejan tres muertos entre partidarios y contrarios al presidente y 384 heridos, según datos de la Defensoría.

Fuente: EFE