Módulos Temas Día

Más en Latinoamérica

Iglesia denuncia "espiral de violencia represiva" contra oposición venezolana

Los obispos pidieron al gobierno dejar de reprimir y acompañar al pueblo en sus necesidades, en medio de una grave crisis económica que afecta al país petrolero

Venezuela

"Quienes se sienten con poder están usando la única arma de los que no tienen razón: la violencia represiva", señala un comunicado de la Conferencia Episcopal Venezolana. (Referencial AFP)

La Iglesia católica de Venezuela denunció este lunes que desde instancias del poder se está instalando una "espiral de violencia represiva" para quebrar la disidencia al gobierno de Nicolás Maduro.

"Quienes se sienten con poder están usando la única arma de los que no tienen razón: la violencia represiva (...). Se quiere instaurar una espiral de violencia y se promueve el resquebrajamiento de la justicia (...) y el quiebre de la disidencia", señaló un comunicado divulgado por la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).

Los obispos pidieron al gobierno dejar de reprimir y acompañar al pueblo en sus necesidades, en medio de una grave crisis económica que afecta al país petrolero, con hiperinflación y escasez de alimentos, medicinas y todo tipo de bienes básicos.

"Perseguir, someter y enjuiciar arbitrariamente, es el componente que se observa, mientras hay una multitud de pueblo que pide alimentos, medicamentos, luz eléctrica, transporte público, gas, sueldos dignos, detener la inflación", agrega el texto.

La Iglesia pidió respetar los derechos de los privados de libertad.

"Esto excluye desde luego, no sólo todo tipo de tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes, sino también las condiciones mismas de reclusión en situación de aislamiento, la completa imposibilidad de comunicación y la falta de contactos con otros seres humanos", añade.

Maduro denunció haber sido víctima de un "atentado" el 4 de agosto cuando dos drones cargados con explosivos detonaron cerca de la tarima en la que daba un discurso durante un desfile militar.

Desde entonces, 10 personas han sido arrestadas -de 20 supuestos implicados-, incluido el diputado opositor Juan Requesens, por supuestamente haber colaborado con el ataque.

También se dictó orden de captura por el caso contra Julio Borges, expresidente del Parlamento -de mayoría opositora- exiliado en Colombia.

Los familiares de Requesens y líderes opositores, entre ellos Borges, han denunciado que al diputado no se le ha permitido ver a nadie, ni siquiera a sus abogados, y que sufrió torturas y fue drogado para decir que colaboró con varios de los supuestos implicados en el ataque.

Fuente: AFP

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada