La senadora Jeanine Añeza su llegada a la Asamblea Legislativa de Bolivia. (REUTERS/Luisa Gonzalez).
La senadora Jeanine Añeza su llegada a la Asamblea Legislativa de Bolivia. (REUTERS/Luisa Gonzalez).
Redacción EC

La senadora opositora llegó este lunes a la Asamblea Legislativa de para programar la sesión donde se analizará la carta de renuncia del presidente y de otras autoridades. Si estas son aceptadas, la legisladora debe asumir como mandataria interina y ya adelantó que convocará a nuevas elecciones.

Jeanine Añez la sesión extraordinaria para el martes a las 16:00 hora local (20:00 GMT).

“Vamos a llamar a elecciones con personalidades probas, que ellos sean los que lleven un proceso electoral que refleje lo que quieren y el sentimiento de todos los bolivianos”, manifestó.

También dijo que espera que las nuevas elecciones puedan realizarse el 22 de enero del 2020.

De acuerdo con el diario “El Deber”, la segunda vicepresidenta del Senado brindó garantías a los asambleístas del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) para que lleguen a la sesión que analizará la renuncia de Morales.

Visiblemente emocionada, Añez derramó algunas lágrimas y solicitó que no existan más hechos de violencia en el país. Descartó haber sido víctima de amenazas.

Agregó que una vez reunida con la bancada de oposición en la Cámara Alta, se fijará una hora para la sesión que considere la dimisión del líder cocalero.

Explicó que recibió el respaldo de la Policía Boliviana y las Fuerzas Armadas para que exista la sucesión constitucional.

Jeanine Añez flamea una bandera de Bolivia a su llegada a la Asamblea Legislativa. (REUTERS/Luisa Gonzalez).
Jeanine Añez flamea una bandera de Bolivia a su llegada a la Asamblea Legislativa. (REUTERS/Luisa Gonzalez).

Por su parte, la Cámara de Diputados suspendió la sesión prevista para el martes por razones de “fuerza mayor” e “inseguridad ciudadana”, según un comunicado de la Secretaría General de la cámara baja, por lo que la incertidumbre se mantendría al menos hasta el miércoles.

La Asamblea Legislativa, que debe ser convocada por las dos cámaras del Congreso, recibió el lunes la carta de dimisión de Morales, en la que denuncia persecuciones de "los golpistas" a sus aliados y familiares.

Según la normativa boliviana, en ausencia del presidente y el vicepresidente -quien renunció junto con Morales-, el jefe del Senado se haría cargo provisionalmente de conducir el país y, de no poder, debería hacerlo el titular de la Cámara de Diputados. Pero el domingo ambos dimitieron, como también el vicepresidente del Senado.

La crisis se aceleró en la mañana del domingo con un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que señaló que las elecciones del 20 de octubre deberían ser anuladas para dar paso a nuevos comicios, luego de haber encontrado “irregularidades” que cuestionaron la victoria de Morales.

El lunes la OEA pidió que, frente a la “crisis política e institucional”, se reúna la Asamblea Legislativa “en forma urgente” para nombrar nuevas autoridades que garanticen un nuevo proceso electoral.

Tras hacer un llamado a nuevas elecciones que no fue escuchado, Morales dijo el domingo que renunciaba para reducir la violencia que se ha apoderado de la nación andina y denunció un “golpe de Estado” en su contra.

Fuente: Con información de Reuters