Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Latinoamérica

Joven se encuentra en cuidados intensivos pese a denunciar 17 veces a su victimario

Lo terrible de esta historia, como ocurre en la mayoría de los casos de intento de feminicidio, es que Leidy Delgado había denunciado a su victimario Braian Aldana en 17 oportunidades ante las diferentes autoridades

El año pasado se registraron más de 3.000 agresiones a mujeres en el Valle del Cauca por sus cónyuges o ex parejas. Foto: El Tiempo de Colombia/ GDA

El año pasado se registraron más de 3.000 agresiones a mujeres en el Valle del Cauca por sus cónyuges o ex parejas. Foto: El Tiempo de Colombia/ GDA

Bogotá. En una habitación del hospital El Tunal de Bogotá (Colombia) sigue luchando por su vida la joven que fue atacada por su ex novio Braian Aldana y padre de su hijo, quien el pasado 3 de junio la atacó con un arma cortopunzante causándole una herida en el cuello.

Lo irónico de esta historia, como ocurre en la mayoría de los casos de intento de feminicidio, es que Leidy Delgado había denunciado a su victimario en 17 oportunidades ante las diferentes autoridades.

 Colombia deroga norma que obligaba a presentar la esposa a los amigos y vecinos

► Diputado venezolano acusado de rebelión huye por paso fronterizo ilegal a Colombia

El día de los hechos, Leidy Delgado se citó con la mamá de Braian, a las 11 de la mañana para que ese día el niño pasara un rato con la familia del papá. Su madre y su actual pareja la acompañaban por seguridad, ya que él la había amenazado varias veces.

Sin embrago, de un momento a otro Braian apareció en el lugar. Leidy y sus acompañantes intentaron irse y aceleraron el paso, pero él los alcanzó y sin mediar palabra le propinó la primera puñalada en el cuello. La joven cayó al suelo y su novio intentó auxiliarla lanzándose sobre Braian para impedir que le hiciera más daño. Durante el forcejeo, la pareja de Leidy recibió una puñalada en la cabeza.

Pese a que algunos transeúntes intentaron auxiliarlos, Braian logró soltarse y le propinó una segunda puñalada a Leidy en la pierna. Algunas de las personas que intentaron detenerlo también resultaron afectadas.

Minutos después llegó un policía, quien al atender el caso también fue agredido; su respuesta fue desenfundar su arma y dispararle a Braian, quien había huido del lugar. El hombre murió.

Leidy fue trasladada a un centro asistencial en donde tuvo que ser reanimada y operada de urgencia. Tres días después, fue trasladada a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital El Tunal, en Tunjuelito al sur de Bogotá, en donde permanece actualmente.

No obstante, esta no era la primera agresión que Leidy recibía de parte de su exnovio. Desde el inicio de su noviazgo, ella fue víctima de múltiples violencias y por eso, terminó la relación que mantenían. En 2015, Leidy puso la primera denuncia después de que él la amenazara con un cuchillo mientras iba con su hijo por la calle. La respuesta de las autoridades fue una llamada a conciliar que no terminó en nada, como dice Alexandra Delgado, la tía de la joven.

Las amenazas contra su vida eran constantes. En una ocasión, Brian la golpeó y ella tuvo que someterse a una cirugía por la gravedad de las heridas. Una vez más denunció ante las autoridades y fue llamada a conciliar; en esa ocasión dictaron medidas de protección para ella. Las intimidaciones no se detuvieron ahí, y los mensajes por redes sociales se hicieron una constante. Incluso, una vez la amenazó directamente, diciéndole que la iba a matar, señala Sandra Ariza, la mamá de Leidy. "La Fiscalía tiene copia de todos esos mensajes”, agrega la mujer.

“Lo que más nos indigna es que la gente siempre dice que estas cosas pasan por no denunciar, pero ella denunció y de nada sirvió. Después de la golpiza nos dijeron que eso era de menor cuantía, que era conciliable y por eso no podían meterlo a la cárcel”, relata Alexandra.

Mientras espera un nuevo diagnóstico sobre el estado de salud de su sobrina, Alexandra no se cansa de repetir que las autoridades nunca le prestaron atención a los reclamos de Leidy. "Según ellos eso no era grave, ¿qué es grave para ellos? ¿Que esté internada y en el estado en el que está? ¿Eso sí es grave?”, repite.

La última denuncia que hizo Leidy fue el 10 de julio de 2018 y la Fiscalía dictó una medida de labor preventiva urgente; además, Medicina Legal calificó a Leidy como una persona en riesgo inminente de muerte. Todas las denuncias y medidas de protección las radicaron en el CAI de Usme, pero para la familia eso nunca fue suficiente. “Ella tenía el teléfono del CAI y tenía que llamar, pero él la atacó. El CAI estaba a una cuadra y no hicieron nada”, agrega Alexandra.

Por ahora, la familia ha tenido que reforzar la seguridad de ella ya que el viernes pasado tres personas llegaron hasta el hospital e intentaron entrar al lugar diciendo que eran conocidos de Leidy y querían visitarla. Pero, al ver a los familiares frente al hospital, huyeron. Ellos creen que ella aún está en riesgo.

Su pronóstico es reservado aunque, contrario a lo que creían los médicos, ha evolucionado satisfactoriamente. La familia está a la espera de una resonancia que les permita conocer el estado real de los daños en su cuerpo. Por el momento, está consciente y reconoce a las personas, la lesión cervical que le provocó la agresión tiene comprometido el 70 por ciento de su movilidad.

Ahora, para ahondar la tragedia de la familia de Leidy, el policía que la socorrió fue destituido y está siendo investigado por haberle disparado a Braian y haberle causado la muerte.

Leidy se suma a las más de 300 mujeres que han sido víctimas de feminicidio o intento de feminicidio en lo que va corrido de 2019.


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada