Las inundaciones y las inusuales crecidas de los ríos en Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil siguen causando estragos, después de que alrededor de 170 mil personas abandonen sus hogares y pasen la Navidad fuera de sus casas.



Las inundaciones se deben a las intensas tormentas causadas por el fenómeno de El Niño. La situación es tan preocupante que el ministro del interior argentino, Rogelio Frigerio, declaró que "esta creciente apunta a ser una de las más complicadas de la historia", y podrían ser las más graves en 50 años.

En Brasil, la presidenta Dilma Rousseff sobrevoló hoy las doce ciudades inundadas por las lluvias en el estado de Rio Grande do Sul. Su gobierno anunció la entrega de US$2 millones para atender las emergencias.

En tanto, en Argentina más de 20 mil personas fueron evacuadas. El gobierno de Mauricio Macri anunció la formación de un "Comité de crisis". La situación más dramática se vive en Paraguay donde los desplazados sumarían 130 mil. En Uruguay se calcula alrededor de 9 mil personas evacuadas en unas 6 ciudades.

Fuente: Agencias