Redacción EC

Río de Janeiro [AFP]. El expresidente brasileño, afirmó que el Gobierno de busca destruir Brasil, tal como se hizo durante la Alemania Nazi. “Como en la Alemania Nazi, quieres destruir Brasil comenzando por la cultura. No lo permitiremos. Vamos a resistir, como ya resistimos a otras pesadillas”, señaló durante un encuentro con 500 artistas e intelectuales en la sede del Circo Volador.

“No se desanimen, estamos juntos. Un país que dio al mundo el samba, el cinema novo, la bossa nova, la tropicalia, el teatro del primido y la arquitectura de Oscar Niemeyer no se arrodillará nunca ante nadie”, añadió el exmandatario (2003-2010), que salió de prisión hace poco más de un mes.

Junto a Lula en el escenario también estaban la expresidenta Dilma Rousseff (2011-2016) y el excandidato a la presidencia del Partido de los Trabajadores (PT) en 2018, Fernando Haddad. Todos criticaron las políticas del actual gobierno ultraconservador, en especial en el área de la cultura.

En el evento también asistió la expresidenta Dilma Rousseff. (Foto: AFP)
En el evento también asistió la expresidenta Dilma Rousseff. (Foto: AFP)

La degradación del ministerio de Cultura a una secretaría al frente de la cual Bolsonaro nombró al director de teatro Roberto Alvim, quien lanzó una cruzada contra el "marxismo cultural", ha sido considerada como un ataque por parte de la clase artística.

Lula, que salió de la prisión en Curitiba (sur) el 8 de noviembre gracias a un cambio de jurisprudencia en la corte suprema, prometió emprender una "caravana de la cultura" para debatir las demandas de los brasileños en esta área.

El expresidente fue preso en abril de 2018 tras haber sido sentenciado a 8 años y 10 meses de reclusión por corrupción pasiva y lavado de dinero en el marco del caso Lava Jato. Él se declara inocente y afirma que es víctima de un complot político-judicial para impedirle volver al poder.

Aunque ahora puede apelar en libertad ante tribunales superiores, Lula ya tiene dos condenas en segunda y tercera instancia que le impiden ser candidato en las elecciones 2022, según la ley brasileña.