México: emboscan vehículo militar y matan a cuatro soldados
México: emboscan vehículo militar y matan a cuatro soldados
Redacción EC

Un comando integrado por unos 30 hombres armados emboscó un convoy militar en una carretera de Jalisco, oeste de México, causando la muerte de cuatro militares e hiriendo a otros dos, informó a la AFP una fuente castrense.

El grupo de civiles armados se posicionó en la vía que conduce al municipio de Guachinango, en la Región Sierra Occidental de Jalisco, para esperar que pasara el vehículo militar, informó un mando del ejército bajo el anonimato.

"Sabemos que fueron más de 30 hombres armados a bordo de ocho camionetas de lujo, atacaron a los elementos con granadas y se suscita el tiroteo", precisó la fuente a la AFP, que confirmó el deceso de cuatro soldados y el estado grave de otros dos como consecuencia de sus heridas.

Según algunos testigos, los sicarios chocaron intencionalmente una camioneta contra el vehículo oficial y lanzaron granadas contra ambas unidades, que se calcinaron mientras la balacera se extendía durante algunos minutos.

"Yo estaba en el remolque cuando se estacionaron las camionetas, los esperaron unos cinco minutos y empezó la balacera. Yo me resguardé en el piso de la unidad", dijo a AFP un empleado de la Secretaría de Agricultura, desplegado en el lugar para realizar revisiones zoosanitarias.

Sobre el camión militar fallecieron dos soldados, el cuerpo de otro quedó bajó el vehículo pesado, y el cuarto en el fondo de un barranco de unos 20 metros, constató la AFP.

Por su parte, los peritos forenses hallaron en la escena del crimen más de un centenar de casquillos de bala para rifle de asalto AR-15 y fusil AK-47, además de rastros que les hacen suponer que habría heridos y hasta muertos del lado de los sicarios, cuyos cuerpos pudieron haberse llevado.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que el ataque se debió a una venganza por el decomiso de hidrocarburos robados por el cártel de Jalisco Nueva Generación.

Según la PGR, el lunes, horas antes del ataque, los soldados intervinieron una finca utilizada por el Cartel de Jalisco Nueva Generación, en cuyo interior había varios contenedores con hidrocarburo.

Las investigaciones señalan que cuando el convoy de soldados se dirigía a la delegación estatal de la PGR para entregar muestras del combustible asegurado, más de 30 sicarios los esperaban apertrechados tras los arcos de entrada al poblado.

Tropas del ejército fueron desplegadas en la zona, apoyadas por helicópteros y agentes de fiscalía estatal, para tratar de capturar a los atacantes.