Hasta el momento, Nicolás Maduro no tiene planes de posponer las elecciones. (Foto: AFP)
Hasta el momento, Nicolás Maduro no tiene planes de posponer las elecciones. (Foto: AFP)
Agencia AFP

Agencia de noticias

La misión diplomática enviada por la a la semana pasada dialogó con todas las partes pero los responsables siguen convencidos de la imposibilidad de enviar un equipo de observación electoral para los comicios previstos para el 6 de diciembre, se informó este miércoles.

En una nota oficial, el servicio de acción exterior de la UE apuntó que “sin la postergación de las elecciones y una mejora de las condiciones democráticas y electorales, la Unión Europea no puede considerar el envío de una misión de observación electoral” en Venezuela.

De acuerdo con la nota, los dos diplomáticos enviados por la UE a Caracas se reunieron con el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y varios otros representantes de la oposición política, así como funcionarios del gobierno y dirigentes de la Conferencia Episcopal, la sociedad civil y el sector privado.

El objetivo de esos contactos era evaluar la posibilidad de que actores políticos puedan ponerse de acuerdo sobre las condiciones democráticas para realizar las elecciones legislativas previstas para el 6 de diciembre” de este año, señaló la UE.

Por ello, se discutió con todos los interlocutores “la posibilidad de posponer las elecciones legislativas para abrir un espacio al diálogo y al cambio de las condiciones”. También hubo conversaciones sobre “temas relacionados con los derechos humanos, prisioneros políticos y libertades fundamentales”, añadió la nota.

Según la UE, su posición sobre el tema “no ha cambiado: las condiciones actualmente no están presentes para que tenga lugar un proceso electoral libre, justo y democrático”.

La nota aseguró que registró en Caracas un amplio soporte” al trabajo de la misión de la UE, pero los diplomáticos retornaron a Bruselas sin una respuesta definitiva.

En la tarde del miércoles, una fuente diplomática de la UE en Bruselas reveló a periodistas que los integrantes de la misión a Caracas no fijaron un plazo al gobierno venezolano para responder a la demanda de postergar las elecciones.

No obstante, señaló, si en un período de dos semanas no obtienen una respuesta de parte del gobierno venezolano “entenderemos que esa respuesta equivale a un ‘no’”.

Nuestro presentimiento es que la respuesta será un ‘no’. Pero también puede ser que tampoco sea un ‘sí’ pleno”, añadió el funcionario de la UE. Con relación a Guaidó y su entorno político, la fuente de la UE reveló que los integrantes de la misión no recibieron de ellos una respuesta clara sobre su posición.

Esa fuente insistió en que la misión enviada por el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, no se proponía negociar nada ni mediar entre gobierno y oposición, sino estrictamente analizar la posibilidad de que las partes acepten postergar las elecciones.

La UE no reconoce como válidas las elecciones que marcaron la reelección del presidente Nicolás Maduro, en 2018, y por lo tanto considera que su gestión carece de “legitimidad democrática”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

La Unión Europea acuerda millonario plan poscoronavirus

TE PUEDE INTERESAR