La historia científica del caso que emociona a Argentina
La historia científica del caso que emociona a Argentina
Redacción EC

Buenos Aires (EFE)

El nieto de la titular de las Abuelas de Plaza de Mayo se inscribirá oficialmente con el nombre Ignacio Guido, con lo que sumará al nombre con el que se crió el que le dio su madre tras dar a luz en cautiverio durante la última dictadura militar (1976-1983), según confirmó

De Carotto compartió que aunque su nieto "dice que le encanta el nombre Ignacio" le ha confirmado ya que "se va a poner Ignacio Guido", en declaraciones a una radio local.

Guido Montoya Carlotto, que se crió como Ignacio Hurban, cuya restitución identitaria fue anunciada la semana pasada tras 36 años de búsqueda, deberá cambiar su apellido de crianza a los de sus padres biológicos, Óscar Montoya y Laura Carlotto (ambos asesinados por fuerzas de la dictadura), tal y como lo establece la Justicia.

Al realizar el cambio de nombre, el nieto recuperado se inscribirá oficialmente como Ignacio Guido.

Aunque Estela respeta su decisión, detalló también que le dijo a su nieto: "yo te voy a llamar Guido, no quiero que te moleste, porque tu mamá desde el cautiverio trajo el mensaje diciendo que estaba esperándote y que si eras varón, que te pusiéramos Guido".

"Lo encontré a Guido y entonces Laura no está muerta", sostuvo en diálogo con radio Metro.

"Miro a Guido y pienso que estuvo en la pancita de Laura. Me he encontrado con una persona maravillosa", continuó de Carlotto.

El nieto número 114 recuperado por se acercó voluntariamente a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad porque tenía dudas sobre su origen.

Guido nació en 1978 cuando su madre estaba detenida y fue entregado a una pareja que no podía tener hijos del municipio bonaerense de Olavarría.

La Justicia argentina investiga las circunstancias de su apropiación y el secuestro y asesinato de su madre.