"No puedo más". Con estas palabras, el sucumbió al cansancio en Paraguay. Los viajes de su gira por Latinoamérica dejó exhausto al Sumo Pontífice, quien tuvo que excursarse ante un guardia para dejar de visitar la cárcel del Buen Pastor. 

Francisco arribó a en horas de la tarde. Su rostro en ese momento ya lucía agotado, según precisó Clarín de Argentina. Minutos más tarde, quiso cumplir con su feligresía como lo hizo a su paso por Ecuador y Bolivia. 

Antes de dar su primer discurso en el Palacio presidencial, hizo frenar el papamóvil en la puerta de la prisión local, pero solo por cinco minutos. El hecho fue captado por las cámaras del programa Séptimo Día, del canal paraguayo "La Tele".

El ingreso del Santo Padre a la penitenciaria no era parte de su itinerario. Pese a que ya había aclarado que no se quedaría, pues se sentía casando, los guardias insistieron en que acceda a su petición de visitar las instalaciones por dentro. 

"No puedo más", dijo el Papa Francisco. Las cámaras de televisión registraron el momento, que fue contextualizado por un rostro de agotamiento. Debido a esto, el líder de la Iglesia Católico prosiguió con su camino luego de escuchar a un coro de reclusas. 

LAS DISCULPAS LUEGO DE LA ORACIÓN
La primera visita de Francisco inundó de quejas a las redes sociales. Pero las críticas no fue contra el Santo Padre, sino contra el papamovil. Las personas que esperaron largas horas para verlo reclamaron que el vehículo fue a una velocidad excesiva en sus recorridos por Asunción, sin dar chance a un "verdadero" acercamiento. 

El vocero del Vaticano, el padre Federico Lombardi, dijo en rueda de prensa que no quisieron repetir retrasos ocurridos en Ecuador y Bolivia, y que el aeropuerto se encontraba a una distancia del palacio presidencial mayor a la que hay en otras ciudades que el papa visitó.

Al cierre de su labor, en horas de la noche, el Papa pidió a sus asistentes que pidan disculpas a la multitud que lo esperaba. (Foto: Reuters)

Pasada las diez de la noche (hora local), el líder de la iglesia Católica le pidió a sus asistentes que lo disculpen con quienes lo esperaban. El papa no salió a saludar a la feligresía que aguardaba por él frente a la Nunciatura, donde pernoctará hasta el domingo.

sin embargo, su cansancio no fue impedimento para pedir por los más necesitados de Paraguay. Durante su discurso en el Palacio presidencial, el Papa dijo que cualquier avance político y económico debe de ir de la mano con el apoyo a los más desvalidos y desechar a la corrupción.

"Que no cese el esfuerzo de todos los actores sociales, hasta que no haya más niños sin acceso a la educación, familias sin hogar, obreros sin trabajo digno, campesinos sin tierras que cultivar y tantas personas obligadas a emigrar hacia un futuro incierto; que no haya más víctimas de la violencia, la corrupción o el narcotráfico", dijo el pontífice tras reunirse con el presidente Horacio Cartes 

En su reflexión felicitó los avances en democracia y reivindicó a la mujer paraguaya a lo largo de su historia. "Sé que existe hoy la firme voluntad para desterrar la corrupción", les dijo y agregó: "Sobre sus hombros de madres, esposas y viudas, han llevado el peso más grande, han sabido sacar adelante a sus familias y a su país, infundiendo en las nuevas generaciones la esperanza en un mañana mejor".

Su programa se cumplió cuando el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, le rindiera una ceremonia de regalos. Para el sábado, a Francisco le espera una visita a un hospital que atiende niños con cáncer, escuchará mensajes de organizaciones sociales y visitará el pobrísimo barrio asunceño de Bañado Norte, según dijo AP.

(Fuente: AP / DPA / Clarín)

LEE TAMBIÉN...

TAGS RELACIONADOS