Playa del Carmen: Tiroteo en festival sería "asunto de narcos"

La principal línea de investigación sobre el tiroteo en un bar de la turística Playa del Carmen, en el este de , que el lunes dejó cinco muertos y 15 heridos, es un probable ajuste de cuentas entre narcotraficantes, dijo este martes Miguel Ángel Pech, fiscal del estado de Quintana Roo.

La fiscalía regional obtuvo un video que muestra la sucesión de los hechos en el bar Blue Parrot, pero no permite identificar a la persona que abrió fuego mientras se celebraba un festival de música electrónica en este balneario, muy popular entre turistas estadounidenses, canadienses y europeos, dijo Pech a la cadena Televisa.

"Esto puede resultar un asunto de narcomenudistas (narcotraficantes a pequeña escala) peleándose directamente el control de ésta u de otra" plaza para el trasiego de drogas, dijo el fiscal.

Pech añadió que de acuerdo con las imágenes del video, cuyo origen no especificó, se observa en primer lugar a un individuo disparando "cinco balazos hacia" uno de los dos mexicanos que figuran entre las víctimas mortales.

Después del primer balazo, prosiguió el fiscal, las personas escoltaban a la primera víctima intentan protegerlo y "disparan para repeler el ataque".

Cuando el atacante sale del establecimiento, dispara contra otra persona a la que se le cae el arma que portaba, hiriendo a otros asistentes. "Por eso hay lesionados en pies y glúteos", agregó el fiscal.

—Encuentran droga en una bodega—

Las autoridades enfocarán su investigación en cuatro ejes: el primero es la posibilidad de que el ataque tuviera como objetivo único "la ejecución" de la primera víctima; la segunda que el atacante buscara algo dentro del local; el tercer escenario es que los narcotraficantes "no llegaron a un acuerdo" sobre alguna extorsión; finalmente la posibilidad de que se le impidió la venta de drogas en la discoteca a algún grupo de criminales.

Los investigadores encontraron la noche del viernes en una bodega del Blue Parrot "pequeñas cantidades de diferentes drogas", prosiguió el fiscal.

Cuatro personas fueron detenidas para avanzar en la investigación, dijo el Ángel Pech.

El incidente, que tuvo lugar durante el festival de música BPM que se celebraba en la discoteca Blue Parrot, provocó una estampida dentro del local.

De acuerdo con la fiscalía local, las cinco víctimas mortales fueron: el canadiense Kirk Wilson, el italiano Daniel Pessina, la estadounidense Alejandra Villanueva Ibarra y los mexicanos Rafael Peñaloza Vega y Francisco Ruiz Murillo.

Los organizadores del evento informaron que al menos tres de los muertos formaban parte de su equipo de seguridad.

- La extorsión, un gran problema en la región - 

La fiscalía de Quintana Roo investiga también los antecedentes del primer mexicano ultimado en el ataque. Por lo pronto, su familia aseguró a las autoridades que era un empleado de una compañía telefónica y familiar de un funcionario del estado de Veracruz, reveló el fiscal.

En cuanto a los detenidos, el funcionario dijo que entre ellos está un taxista que habría ayudado al primer agresor, pero no dijo si a llegar o a huir de la discoteca.

Ese taxista además "ya había sido consignado en otras ocasiones por delitos de extorsión e ignoramos porque continuaba libre, además es un exagente de la policía municipal", abundó el fiscal. Sobre los otros detenidos no dio más detalles.

Alejandro Hope, experto en asuntos de seguridad y exagente de la inteligencia mexicana, dijo a la AFP que "el problema más grave de esa zona es la extorsión", un crimen que ha crecido en los últimos cinco años.

Hope dice que los perpetradores de esas extorsiones son integrantes de los carteles de Los Zetas, del Golfo, Cártel Jalisco Nueva Generación y del local llamado Los Pelones.

Una fuente de la alcaldía de Quintana Roo declaró a la AFP que la vida en Playa del Carmen "ha vuelto a la normalidad, el único establecimiento cerrado es el que fue el escenario de los lamentables hechos".

Fuente: AFP

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

VEA LO ÚLTIMO EN EL MUNDO...

TAGS RELACIONADOS