No es un programa oficial. Pero estos carabineros de Colombia, policías dedicados habitualmente a tareas en zonas rurales, terminan su día de trabajo y, una vez por semana, salen a alimentar y cuidar de perros callejeros.

El teniente Andrey Pinzón Trujillo adoptó de la calle a su perro Beto y por el que comenzó con esta iniciativa de salir a atender a canes callejeros.