Redacción EC

Santiago. Miles de personas volvieron a salir este lunes a las calles para celebrar el primer mes del estallido social más grave de la y mostrar su desconfianza tanto con la agenda social anunciada por el Gobierno como con el acuerdo parlamentario sobre una nueva Constitución

MIRA ACÁ LA TRANSMISIÓN EN VIVO:

La Plaza Italia, la zona cero de las revueltas y renombrada por los manifestantes como “Plaza Dignidad”, volvió a ser epicentro de una gran concentración que transcurrió en general de manera pacífica, aunque se dieron algunos incidentes aislados entre jóvenes y fuerzas de seguridad.

Nos seguimos manifestando porque se volvieron a reír de nosotros”, aseguró a Efe Clara Sánchez, de 50 años, mientras la plaza coreaba la consigna que se ha convertido en el lema de la revolución: “Chile despertó”.

Las soluciones que se están dando no son reales, no son soluciones a largo plazo. Siento que todos son parches”, agregó por su parte la universitaria Carolina del Río.

LA PREVIA

Tras el acuerdo histórico del viernes de convocar a un plebiscito para luego redactar una nueva Constitución, tal como han pedido manifestantes en las calles, reinó el alivio pero sin disipar una desconfianza profunda en los políticos y una perplejidad generalizada.

Si bien las desigualdades de la sociedad chilena no eran un secreto, la fuerza de la explosión social dejó a todos perplejos.

La imagen de decenas de estaciones del metro de Santiago y varios edificios ardiendo ese viernes 18 de octubre son todavía un registro difícil de digerir, al igual que la furia de los saqueos, los enfrentamientos y la violencia policial que no han dado respiro durante un mes.

Pero también hay esperanza de un camino pacífico como lo expresó la gigantesca marcha que reunió a más de 1,2 millones de personas en el centro de Santiago el 25 de octubre, en una especie de catarsis colectiva donde los chilenos volvieron a mirarse a las caras para pedir mayor igualdad.

“Si de emociones se trata, he pasado por todas: alegría al sentir el despertar de Chile; miedo al ver los militares en las calles y el fantasma de la dictadura, desagrado e ira cuando muestran personas saqueando y quemando nuestro país y tristeza cuando veo que hay chilenos que no son capaces de empatizar con las necesidades de otros”, dice Jimena Banús, gerente de una empresa de comunicaciones, de 42 años.

“Lo que me ha pegado más fuerte, es sentir que desde mi lugar nunca noté este malestar que se encubó por años. Creo que de alguna forma se normalizaron ciertas situaciones y da tristeza”, agrega Carolina, una contadora de 38 años.

CONVOCATORIAS EN REDES

Pese a los mensajes públicos dirigidos por el presidente , entre los que resalta la condena a los abusos policiales por primera vez desde que estallaron las protestas, diversos grupos anunciaron a través de redes sociales la convocatoria a nuevas movilizaciones para el lunes 18 de noviembre.

En varias de las publicaciones se destacaba el llamado a manifestarse “a un mes de que Chile despertó”, tras cumplirse 4 semanas desde que la subida al precio del Transantiago generó un estallido social en el que salió a flote el profundo descontento de un amplio sector chileno.

Fuente: EFE / AFP / El Comercio